Sergio Lubel

Como salvarse de una guerra interplanetaria

~~El scanner de la nave registraba en aquel planeta un punto con las condiciones físicas ideales, aquello significaba encontrar un lugar justo en un brazo de la galaxia que permitiría a la flota de invasión utilizarlo como plataforma, pero había un problema: Dado que no se poseía información relativa a vida inteligente y no había tiempo para revisar eso, debía seguir el protocolo y protegerse con el equipo de combate oficial de la flota y – en consecuencia – cargar con el fusil de radiación Alfa reglamentario.
Faltaba media hora para terminar la clase y ni yo ni los alumnos podíamos mantener los ojos abiertos. La vibración del celular en el bolsillo me sacó del estado de semi-vigilia.

- Que pasa Jazmín?. Pregunté preocupado.
- Hay un marciano en el placar papá.

Discutir semejante argumento con una hija de ocho años hubiera sido como convencer a Hitler de las ventajas del Pacifismo, así que problemas urgentes activan soluciones urgentes.

- Escuchame bien Jazmín, andá a mi escritorio y busca algo que parece una lapicera, pero más larga y color plateado, si el marciano llega a aparecer apuntale a la cabeza y apreta el botón rojo grande.

El transportador lo lanzo en trillones de átomos desde la nave a la coordenada elegida, una vez reintegrado se encontró en un espacio muy reducido y – al tratar de acomodarse – movió una superficie que al desplazarse dejo a la vista un espacio todo azul con una mancha roja que se acercaba a él. Veterano de muchas guerras disparó el fusil repetidas veces, pero la criatura no pareció verse afectada en absoluto.
Jazmín – veterana de muchas peleas en el colegio – no pensó demasiado: Según instrucciones de papá apunto a lo que debía ser la cabeza y apretó el botón rojo.
El Laser del puntero penetró por el visor e hizo estallar al cuerpo del visitante – con equipo y todo – en incontables partículas….    
Cuando llegué a casa Jazmín me esperaba en la puerta de casa con cara de ángel, con todo el pijama lleno de manchas color turquesa y protegida atrás de la mamá….

A un Año Luz de distancia el comandante de la flota anunció a todas las naves:
Planeta en investigación con armamento demasiado avanzado, perdimos al General. Planeta descartado.

 

Alle Rechte an diesem Beitrag liegen beim Autoren. Der Beitrag wurde auf e-Stories.org vom Autor eingeschickt Sergio Lubel.
Veröffentlicht auf e-Stories.org am 03.10.2014.

 

Leserkommentare (0)


Deine Meinung:

Deine Meinung ist uns und den Autoren wichtig! Diese sollte jedoch sachlich sein und nicht die Autoren persönlich beleidigen. Wir behalten uns das Recht vor diese Einträge zu löschen! Dein Kommentar erscheint öffentlich auf der Homepage - Für private Kommentare sende eine Mail an den Autoren!

Navigation

Vorheriger Titel Nächster Titel


Beschwerde an die Redaktion

Autor: Änderungen kannst Du im Mitgliedsbereich vornehmen!

Mehr aus der Kategorie"Science-Fiction" (Kurzgeschichten)

Weitere Beiträge von Sergio Lubel

Hat Dir dieser Beitrag gefallen?
Dann schau Dir doch mal diese Vorschläge an:

El incubo del pueblo - Sergio Lubel (Satire)
El Tercer Secreto - Mercedes Torija Maíllo (Science-Fiction)
A Long, Dry Season - William Vaudrain (Life)