Ricardo Villarpeña

Sueños

Dalia se durmió, Dalia volaba entre las nubes, Dalia estaba soñando, no distinguía lo real de lo que no.
Había dejado de ser una esclava de la vida.
¿Dónde estaba? Era todo tan gris miro a su alrededor había largas colas de personas, todas vestidas iguales, todas de gris, el ambiente era gris, estaban vestidas con harapos.
Dalia era una niña, y veía que su meta no había sido conseguida, el mundo estaba detenido, veía como la gente pedía dinero, y aquellas interminables filas eran para recibir la comida, Dalia sabía que tenía que luchar pero allí estaba haciendo el payaso cuando tenía que luchar, viendo como los peces pequeños eran tragados por el grande.
Sus frases quedaban mudas en el olvido, nadie las escuchaba, nadie la escuchaba, nadie la seguía no tenia personalidad, su actitud estaba torcida, Dalia quería despertar era fuerte en realidad, solo soñaba con mentiras
Pero no eran mentiras , era el futuro , un futuro gris , era el futuro real , al que la civilización se dirigía , pues por aquello a lo que el hombre debería temer mas , el egoísmo , el egoísmo ,aquello con lo que todos los hombres luchan , pero solo unos pocos no consiguen vencerlo , ohh esos pocos destrozan todo , llevan al resto de humanos a la caída , una caída sin paracaídas , por su egoísmo roban las cosas al resto de humanos , arrastrándoles a aquella vida gris , a aquel mal sueño.
Ellos eran los peces grandes, ellos se comían y aprovechaban día a día de los peces pequeños, ellos eran asesinos, los verdaderos asesinos, aquellos a los que hay que temer, estos no matan con una temerosa arma como un cuchillo, o una pistola, ni siquiera el miedo que puede proporcionar una ametralladora, sino con el arma más temible de todas, el egoísmo.
Esos hombres son débiles, esos hombres no tienen corazón, esos hombres no son dignos de llamarse hombres,
Habían arrastrado a la sociedad a la decadencia, habían arrastrado a la sociedad a la edad gris, habían acabado con todo el trabajo, ellos se habían quedado todo, empezaron por el dinero, y motivados por su egoísmo al que eran incapaces de vencer se quedaron con la ilusión y el amor de las personas.
Pero lo peor fue cuando les arrebataron la esperanza.
Sin embargo estos hombres había algo que jamás le podrían quitar a Dalia, por que soñaba despierta caminaba como un zombi soñando en conseguir sus metas, soñar era gratis, ni todo el dinero del mundo, ni nadie de esa sociedad asquerosa  a la que nos dirigíamos, ni todo el egoísmo del mundo se lo podrían quitar.
Dalia volaba entre las nubes, estas tomaban las formas de lo que quería, recordaba su vida todo lo que fue y lo que era, de todo aquello que llamaba vida, se dio cuenta de que era una esclava mas , de que debía liberarse si no quería llegar a aquella gris sociedad
Pero las nubes se esfumaban, se dio cuenta no distinguía lo real de lo que no, sintió que su cuerpo de repente en picado cayo.
Los sueños eran mentira  , le gustase o no le gustase , había quien soñaba con acostarse cada noche con mujeres de impacto , había quien soñaba con tener un coche para cada día mes , quien soñaba con experiencias surrealistas , quien soñaba con tener dinero sin fin , quien soñaba con ser admirado sin razón , quien soñaba ganar premios uno tras otros , quien soñaba con poder sin límites , quien soñaba con controlar a los hombres .
Aquellos fueron los hombres sin personalidad que nos llevaron a aquella gris sociedad, aquellos fueron los hombres egoístas que no lograron vencer al peor de todos los males y nos arrastraron a la ruina.
Dalia Quería resolver los problemas de este mundo, que fuera fácil, ese era su sueño.

 

Alle Rechte an diesem Beitrag liegen beim Autoren. Der Beitrag wurde auf e-Stories.org vom Autor eingeschickt Ricardo Villarpeña.
Veröffentlicht auf e-Stories.org am 20.07.2013.

 

Leserkommentare (0)


Deine Meinung:

Deine Meinung ist uns und den Autoren wichtig! Diese sollte jedoch sachlich sein und nicht die Autoren persönlich beleidigen. Wir behalten uns das Recht vor diese Einträge zu löschen! Dein Kommentar erscheint öffentlich auf der Homepage - Für private Kommentare sende eine Mail an den Autoren!

Navigation

Vorheriger Titel Nächster Titel


Beschwerde an die Redaktion

Autor: Änderungen kannst Du im Mitgliedsbereich vornehmen!

Mehr aus der Kategorie"Fantasy" (Kurzgeschichten)

Weitere Beiträge von Ricardo Villarpeña

Hat Dir dieser Beitrag gefallen?
Dann schau Dir doch mal diese Vorschläge an:

Ponys - Ricardo Villarpeña (Experimental)
El Tercer Secreto - Mercedes Torija Maíllo (Science-Fiction)