Vicente Gómez Quiles

VADEMÉCUM DEL BOTÁNICO IDO

No debo llorar por los túneles del desánimo;
ya el corazón no se ahoga en la sed de los injustos.
No andaré en protocolos con triste paso, de otros.
Para olvidarme de esos políticos corruptos
de esa Prima de Riesgo que no entiendo ni asimilo.
Vuelvo otra vez al ralentí, a mi astro concéntrico…
Rebusco del eco calibrada hoja de trébol
donde la suerte atina sus silbidos, los vientos;
mi fe, la esperanza y el amor no rasca boletos;
báscula etérea es quién sopesó tus sueños.
Aún queda hierbabuena entre las malas hierbas,
tercos girasoles mirando hacia esa luna;
las palpitaciones del musgo sobre la piedra.
Del cangrejo ermitaño, me perdoné el desahucio.
Opaca luz nos dicta, lo que puede ser visto;
y tampoco son las cosas, como uno se piensa.
Junté mi mano con aquel que quiso un abrazo.
Sin dinero, sigo sin precisar a los Bancos.
Vibrando entre mil algas no habito más vacíos
y se rompe en la ola, tu siembra de agua gemela.
Más que las voces, admiro sus poemas sin rostro.
Ver, cómo un relámpago se extingue con la lluvia.
Sentir mis hormigas si cosquillean por tus astros
del gorgoteo sanguíneo si al deseo te apuntas.
A veces, desuso en el laboratorio el queso
y en folios de mi tesina; un ratón deja sus miedos.
Hoy, haré mucho ruido en el desván de los músicos.
Nadaré por ríos que antes cruzaron tus pájaros.
Daré sentido mirar con un giro del ojo
que tantos vendan desde avaricias, odios, celos...
Vengo de donde llegan los eventos del sueño,
anido en todos los campos que juzgan baldíos;
en aspas del molino tu luz atrae mis latidos;
glóbulos revueltos encontrarán la verdad
en gestos inocuos de un trémulo cachirulo.
Yo no soy lo que quieran o pretendan ajenos.
No por inconformista me iré rebelde o díscolo
y aunque no viva republicano ni monárquico
comparto mis apolíticos gestos; respeto
las conductas naturales como buen botánico.
Ni culpo sinrazón, a los acontecimientos
mientras te abrigo con madreselvas, un sendero
de viejos avellanos, ignorantes e ignorados,
con sed imperecedera de Tristán e Isolda.
Con sal perdurable de lo que jamás olvido,
en calma y con abono decidí los espacios.
A su luz negra encendí mis palpables honduras,
la tétrica con Amor, refracta Sus mentiras.
Yo no soy lo que piensen o postulen Holgados
que hacen presos a quienes cuadramos el círculo.      
De esos Perros, seré el epitafio de mis huesos.
Por una Espiral de Arquímedes, ni voy, ni vengo
a adorar Asnos que en lo verde comen cimientos.
En lucha de acreedores, tiemblen pruebas olímpicas;
la ley de la selva me aventaje a aquellos Leones
del Congreso, de sordos que se oyen Más Insultos.
Ya lo sé. Cuánto más me aleje por mi camino
mayor esfuerzo supondrá renunciar el todo.
Más difícil, será desprenderse del delirio
aunque en el lodo, realmente no hubiera pétalo.
Aunque el hombre imaginario besara tus sombras.
Aunque, no comparta abusos me entregué de lleno
a vivir, a tu amor ciego. Mucho antes que el alma
en silencio lloviese, y mis ojos no pudieran
llorarte en la penumbra de un túnel sin Pistilos.
Lo sé, que aún harás mis maletas cuando partas
sin pasaje donde mi ansia, por ti se relaja.
No quiero derramar más lágrimas en la poza
descabellada y embustera, cubrir más espejos
en un cartel de feria y títeres sin cabeza.
Los pulmones no se adornan de voces errantes
que jamás versan después de parlotear tanto.
Del tumulto, partiré sin prisas a donde quieras,
contigo, el Amor será mi camino: Tu Senda.
Y aunque en otra vida nos controlen, ya habrá
alguna que reproduzca puramente libre
sin que adulteren los besos, entre probetas.

 

 

Alle Rechte an diesem Beitrag liegen beim Autoren. Der Beitrag wurde auf e-Stories.org vom Autor eingeschickt Vicente Gómez Quiles.
Veröffentlicht auf e-Stories.org am 05.04.2014.

 

Leserkommentare (0)


Deine Meinung:

Deine Meinung ist uns und den Autoren wichtig! Diese sollte jedoch sachlich sein und nicht die Autoren persönlich beleidigen. Wir behalten uns das Recht vor diese Einträge zu löschen! Dein Kommentar erscheint öffentlich auf der Homepage - Für private Kommentare sende eine Mail an den Autoren!

Navigation

Vorheriger Titel Nächster Titel


Beschwerde an die Redaktion

Autor: Änderungen kannst Du im Mitgliedsbereich vornehmen!

Mehr aus der Kategorie"Politics & Society" (Gedichte)

Weitere Beiträge von Vicente Gómez Quiles

Hat Dir dieser Beitrag gefallen?
Dann schau Dir doch mal diese Vorschläge an:

¡Y LO QUE NOS QUEDA! - Vicente Gómez Quiles (Love & Romance)
Flying home - Inge Offermann (General)