Jorge Atencio

WARNER VAN HAUSER: PSICOLOGO PARANORMAL

“Cuando escuchas ruido en la noche, es porque alguien pide ayuda”.

Tomado del Diario Personal del Doctor Warner Van Hauser, Psicologo Paranormal.



Octubre 23, 2013

Son tiempos difíciles. Son pocos los clientes que piden mis servicios, pero al menos hay trabajo. No es fácil con este tipo de ocupación. Muchas llamadas son falsas alarmas o niños jugando. Otras son verdaderos casos. Es difícil encontrar de esos, cuando no hay muchas casas embrujadas en la ciudad… Sin olvidar que para recibir la llamada de una “casa embrujada”, dicha residencia debe tener habitantes, de preferencia vivos o que sean capaces de tocar el teléfono.

Me atrevo a decir que he tenido una carrera interesante. Logré graduarme con todos los honores, pero debido a sucesos que prefiero no escribir aún en este registro, decidí convertirme en un psicólogo paranormal. Soy el único psicólogo del mundo que entra a tu casa y le habla a los muebles para asegurarse de que el fantasma o espíritu chocarrero que flota en el sitio se retire completando su asunto pendiente. Mis clientes han reaccionado de distintas formas a mi estilo de trabajo. Algunos me han pagado con buen dinero o comida, mientras que otros me han sacado a patadas de sus hogares.

No había tenido mucho que escribir sobre mi trabajo anteriormente, ya que muchos casos pasaron sin pena ni gloria. Casas Vacías. Ruidos del viento que golpean áreas mal construidas de la casa. En fin, muchas cosas sin importancia. Comenzaba a creer que los Detectives Privados tenían mejor suerte que yo: solo tienen que vigilar al miembro de una pareja que es sospechoso de ser infiel con su acompañante. De ser cierto, los detectives al menos llegan a tomar fotos de gente teniendo sexo.

Inesperadamente recibo la llamada de un nuevo cliente: su nombre era Rogelio Cisneros, un guardia de seguridad con una vida tranquila, hasta  que me llamó para solicitar mis servicios, ya que su caso parecía ser el primero de muchos casos inusuales que me tocaría recibir. El señor solo decía que había escuchado de mi trabajo, y que bajo otras circunstancias me llevaría ante un Juzgado por Estafador. Justo cuando estaba a punto de cortar la comunicación, el señor Cisneros me dijo estas palabras que nunca olvidaré:

“Mi hija se va a casar con un vampiro”.

Una persona normal no tomaría esto en serio. Pero yo, el Doctor Warner Van Hausen, decidí trasladarme hasta la residencia Cisneros. En donde el señor me dijo que su hija ha estado saliendo con un tipo llamado Fernando desde que entró a la escuela. El señor Cisneros me describió al tipo como un joven alto, con ojos verdes penetrantes y cabello perfecto. A Lo que yo le dije:

“No es un vampiro. Los vampiros no pueden tener cabello perfecto, porque no tienen reflejo para ver si se están peinando bien”

En ese momento, la hija de Cisneros, la señorita Anastacia Cisneros, llegó con Fernando Candanedo, el supuesto vampiro. Para mi sorpresa, el tipo concordaba con la descripción, especialmente en la parte del cabello.

“Soy el Doctor Warner Van Hausen” – me presenté – “Soy Psicologo y tu padre me llamó para hacer una pequeña evaluación sobre tu relación con Fernando. Tu padre tiene la loca idea de que tu prometido es un vampiro”.

“Pero sí es un vampiro” – Contesto la joven- “Una vez que nos casemos el me convertirá en vampiro”

“¡¿Qué cómo?!”- Fue mi única reacción.

“Sí”-finalmente contestó Fernando- “Lo hago para que estemos juntos por siempre. Y así evito que ella siga tratando de suicidarse”.

“¡¿Trataste de matarte?!” reclamó el padre, confundido. Era obvio que este señor no sabía mucho.

“¿Cuándo trataste de matarte?”- Procedí a preguntar

“El verano pasado”- Contestó ella- “Pero todas las veces Fernando estaba allí para ayudarme”.

“¿Veces?”- Exclamó el Padre- “¿Cuántas veces traste de matarte?”

“Ocho”- Contestó de manera indiferente la chica.

“¿Qué intentaste hacer”-Pregunté

“Traté de cortarme las venas, trate de ahorcarme. En una ocasión trate de arrojarme en moto por un acantilado”.

“¿Trataste de qué?”- Exclamé yo y le golpee en el brazo al padre con la parte de atrás de mi mano – “¿Y usted donde estaba todo este tiempo?”

“Trabajando para ser un buen padre”.

“Pues ya perdiste el premio del padre del año” – Le respondí perdiendo mi paciencia.

“Él no tiene la culpa”- afirmó Fernando. –“En realidad es mía. Anastacia no se pudo resistir a mi personalidad”.

“Y a su cabello”- Dijo el padre

“En eso estoy de acuerdo” – dije yo.- “¿cómo haces para tener el cabello así?”

“Es un secreto”- interrumpe el padre justo cuando Fernando iba a contestar. – “Él tiene cabello de vampiro”.

“Puede parar lo del vampiro”- le contesté.

“Pero sí soy un vampiro”- Dijo Fernando.

“Es cierto” – se metió Anastacia-“Si no fuese por sus mensajes psíquicos vampíricos no hubiese desistido de quitarme la vida”.

“¿Qué?”

“Es cierto, Doctor”- Dijo ella apenada – “Cada vez que quería suicidarme me llegaba un mensaje psíquico con la imagen de Fernando diciendo “Anastacia”, y eso era suficiente para detenerme”.

Solo la pude mirar estupefacto después de ese comentario, y luego procedí a decir “okeeeeyyy”, y luego le pregunte a Fernando- “si ella recibía tus mensajes psíquicos, entonces ¿dónde estabas tú?”

“En Italia”

“¿Haciendo qué?”

“Quería alejarme de ella para que no estuviese en peligro de morir por mi culpa”.

“¿Por qué iba a morir por tu culpa? ¿Acaso no la amas?” – Dije

“No. Soy un vampiro de 200 años y tengo muchos enemigos”

“¿Enemigos?”

En ese momento entra un muchacho apuesto que no usa camisa.

“Anastascia. Veo que sigues con él”

“Quién eres tú”- Pregunté

“Yo soy Jacobo. Y he sido amigo de Anastacia desde los seis años y siempre he estado para cuidarla aunque siempre me ignora”.

“Vete de aquí, perrito” – dijo Fernando.

“¿Perrito?” – Se quejó el intruso, mientras se transformaba en un enorme lobo- “¡Vas a ver quién es el perrito!”

De repente el perrito, digo, Jacobo comenzó a esparcir pelo por todo su cuerpo, y su nariz se estiró de manera que fusionaba con su boca, creando un hocico. Al mismo tiempo su cuerpo se encorvó de tal forma que tuvo que apoyarse con sus manos. Finalmente, luego de convertirse en un lobo, Jacobo comenzó a aullar. A lo que yo solamente pude decir:

“¡¿QUE DEMONIOS?!

El Lobo saltó hacia Eduardo, quién abrió su boca, la cual se alargó exponencialmente para revelar una serie de colmillos afilados, como los de un tiburón. El Lobo comenzó a intentar morder, pero el vampiro abrió su boca y lanzó un ataque de su lengua, que parecía estar bifurcada como la de una serpiente. Los lengüetazos golpeaban al lobo como si estuviese recibiendo latigazos eléctricos sobre su lomo. Los rugidos que en algún momento lanzó antes del ataque se convirtieron en chillidos. Anastascia estaba asustada, y no tenía idea de a cuál de los dos apoyar. Fui corriendo por ella.

“¿Qué esperas?”- Grité al acercarme – “¡HUYE!”

“Pero… Pero..” –sufría la niña – “No me puedo ir sin él”

“Tu novio puede cuidarse solo”

“No estaba hablando de mi novio”

“¡¿Qué?!”

“Eh.. Oops”.

“¿Estás saliendo con un vampiro y un hombre lobo? ¿A espaldas de tu papá?

“Eh… no… Solo salgo con el vampiro y grubeo con el hombre lobo”

Las bestias siguen peleando, y de repente se escucha:

¡BAAAANGG!

Todos volteamos. Mientras el vampiro y el lobo revierten a sus formas humanas (debo acotar que el vampiro al volver a ser humano no despeinó ni una hebra de su cabello, mientras que el hombre lobo se volvió humano, pero sin una camisa para ponerse). El Señor Cisneros sostenía una escopeta humeante, y una vez que atrapó nuestra atención dijo: “¡SALGAN TODOS DE MI PUTA CASA!”

“¡Señor Cisneros!” – Me acerqué a él, y ya mi paciencia estaba por el piso – “¡Deme eso!” Y le arrebaté el arma de las manos. – “Es obvio que todos aquí tienen más de un problema. Pero de ahora en adelante vamos a comenzar un nuevo tratamiento. En lugar de medicamentos los pondré a hacer lo que debían haber hecho desde  un principio”.

“Anastacia” – Me acerqué a la chica –“Es hora de que comiences a apreciar no solo lo que tu padre hace por ti, pero también la vida que llevas, cuando no estás con ninguna supuesta criatura de la noche. Por el amor a SANDOKAN, ¡DEJA DE BUSCAR FELICIDAD EN LA MUERTE Y PASA MAS TIEMPO CON TU PAPA!

“Señor Cisneros”- Giré la mirada hacia el padre de la chica- “Es hora de que usted le ponga más atención a su hija. Usted es un hombre ocupado y sé que a su hija no le falta nada, pero existe una razón por la que ella no quiere estar con usted y prefiere buscar a un muerto viviente. En resumen: ¡SEA UN PADRE CONSIDERADO!

“¡Eduardo!”  – Me enfrenté al vampiro – “No me importa porque quieres pasar tiempo con esta inadaptada, pero sí me agradaría que la guiarás en algo positivo. Algo se les ocurrirá. Solo quiero que me digas como tienes ese cabello perfecto”.

¡Jacobo! – Me fui donde el Hombre Lobo antes que el vampiro me contestara – “Lastimosamente tienes que aceptar la realidad que tú eres el amigo. No te van a prestar atención, así té sugiero que busques una perrita o una botella de bebidas alcohólica. Usualmente encuentras las dos cosas en el mismo lugar. Lo único que sí te pido es que TE PONGAS UNA MALDITA CAMISA , ¡POR TODOS LOS CIELOS!

Y antes de que me dijeran algo, me retiré del hogar. Nunca me mantuve al tanto de la familia Cisneros, pero me enteré de que ella eventualmente se casó con Eduardo, mientras que Jacobo se convirtió en la niñera de su hija, que al ser el primer nacimiento de una humana con un vampiro es una adorable niña de ojos verdes, alas de murciélago y dientes de tiburón. En cuanto a mí, el Señor Cisneros, al ser expuesto al mundo oscuro, se convirtió en mi relacionista público, y gracias a él, me han llegado más casos para analizar. No en la cantidad para convertirme en el Doctor Phil McGraw o en Cesar Millán, pero los suficientes para ser el único Psicológo Paranormal de la Ciudad….

Fin

Aclaro que no soy dueño ni tengo ningún tipo de resentimiento a THE TWILIGHT SAGA o cualquier relato o elemento creado por Stephanie Meyer. Esta historia no fue hecha con la intención de atacar a ningún miembro del Clan Cullen. Solo tome dichos elementos que son populares, pero se prestan para ciertas acotaciones, para introducir al Doctor Warner Van Hauser, que vendría siendo un personaje que se mete en las películas sobrenaturales para decir las cosas que pensamos pero no podemos decirles a los personajes de la película. Honestamente no tengo idea de cómo surgió esta historia. No fue un plan elaborado de meses en los que me pasé diciendo “esto me da risa” o “por qué nadie dice esto”. En realidad solo se me ocurrió una mañana, y en un día semi-libre ya tenía gran parte del dialogo entre Dr. Warner con Eduardo y Anastascia. De hecho el único chiste que se me había ocurrido era el recurrente “cabello de vampiro” y “ponte una camisa”. 
- See more at: http://cronicasdeja.com/2013/10/31/warner-van-hauser-psicologo-paranormal/#comment-52

 

Alle Rechte an diesem Beitrag liegen beim Autoren. Der Beitrag wurde auf e-Stories.org vom Autor eingeschickt Jorge Atencio.
Veröffentlicht auf e-Stories.org am 16.11.2013.

 

Leserkommentare (0)


Deine Meinung:

Deine Meinung ist uns und den Autoren wichtig! Diese sollte jedoch sachlich sein und nicht die Autoren persönlich beleidigen. Wir behalten uns das Recht vor diese Einträge zu löschen! Dein Kommentar erscheint öffentlich auf der Homepage - Für private Kommentare sende eine Mail an den Autoren!

Navigation

Vorheriger Titel Nächster Titel


Beschwerde an die Redaktion

Autor: Änderungen kannst Du im Mitgliedsbereich vornehmen!

Mehr aus der Kategorie"Science-Fiction" (Kurzgeschichten)

Weitere Beiträge von Jorge Atencio

Hat Dir dieser Beitrag gefallen?
Dann schau Dir doch mal diese Vorschläge an:

El Tercer Secreto - Mercedes Torija Maíllo (Science-Fiction)
El Tercer Secreto - Mercedes Torija Maíllo (Science-Fiction)