Ricardo Villarpeña

Comercial

Por fin, Raúl había encontrado trabajo , no era un trabajo muy boyante , era de comercial , pero era un trabajo , le permitía ganar un dinerillo y paso viajar un poco , aunque debía conducir horas y horas de ciudad en ciudad , de pueblo en pueblo intentando vender sus galletas , al menos poseía un trabajo.
Raúl llegaba a las tiendas , daba su charla , y esperaba las compras , no siempre vendía , pero si a veces lo conseguía , otras no , pero ya podía vivir.
Un día Raúl volvía a casa , conducía por una carretera secundaria , escuchaba the pólice , Roxanne , e iba rápido , tenía ganas de llegar a casa a dormir.
Pero empezó a llover , a llover mucho , freno , pero seguía lloviendo , llovía mucho. Freno , iba muy despacio , pero no paraba de llover cada vez era mas fuerte.
Tanto llovía que tuvo que frenar , no podía seguir conduciendo , no veía absolutamente nada.
Paro el coche , y llovía y llovía , y cada vez mas.
Tanto llovía que pronto empezó a ver peces por los cristales del coche .
Al final se quedo dormido.
Al día siguiente , cuando despertó , su coche estaba en la copa de un árbol , no podía hacer nada , Raúl bjo como pudo , y se dispuso a caminar por la carretera , rumbo a algún pueblo cercano a pedir asistencia.
Pero…
La carretera había cambiado , la carretera ya no era la que llevaba a su ciudad, ¿Dónde demonios estaba?
En fin , siguió la carretera , a ver donde le llevaba ando , quilómetros y quilómetros , uno detrás de otro , estaba ya cansado muy cansado , y llego al final de la carretera.
Hay estaba el solo , frente a un puente que cruzaba un rio derrumbado , al otro lado no había nada ni carretera , solo campo , y no se veía a nadie al otro lado , no.
Raúl dio la media vuelta y inmerso en sus pensamientos , se dirigió en el otro sentido ando quilómetros y quilómetros , paso por su coche en la copa del árbol , suspiro y siguió andando quilómetros y quilómetros , y mas quilómetros.
Hasta que acabo llegando a un pueblo , era el pueblo mas bonito que pudieras imaginar
Había casas blancas , el césped era muy verde , los edificios perfectamente alineados , todo estaba limpio y la gente paseaba feliz y sin preocupaciones , pero al verle pasar huían de el.
-oigan , perdonen
Pero nadie respondía , todos huían de el
-oigan , si usted  , perdone
La gente seguía huyendo
Raúl agobiado , y cansado se sentó en el suelo. Paso allí sentado unas cuantas horas , nadie le respondía , ni le hacia caso.
Finalmente se le acerco un tipo gordo , con bigote y una lista , y una banda que ponía alcalde.
Le dijo en tono serio
-¿Quién es usted?¿y que demonios hace aquí?
Raúl se quedo blanco por fin alguien le hablaba , y con seguridad , por un momento pensó en responderle con una contra pregunta , pero no quería mas problemas , decidió responder bien.
-Soy comercial , y me llamo  Raúl…
Antes de que pudiera terminar el alcalde le corto
-ohh Raúl , el comercial-dijo felizmente-si estas en la lista , pero ¿Qué haces aquí? Es muy pronto aun.
Raúl estaba perplejo. No sabía que responder , finalmente pregunto
-¿perdona , pero dónde estoy?
-que mas da eso ahora-decía el alcalde-tendrás un hambre de demonios , vamos a comer algo hijo
Se llevaron a Raúl , a comer en una casa hogareña , le dieron un montón de comida y bebida pero cada vez que intentaba preguntar algo sobre donde estaba , o quienes eran , le evadían el tema.
Así pasaron días y días , y semanas , y hasta meses , incluso años.
Pero finalmente , un día Raúl , cogió al alcalde , y le recordó su llegada allí , que por que dijo que no le esperaban.
Este se puso pálido y empezó a balbucear.
No sabia que decir , pero debía responder a Raúl pues pronto habría elecciones en el pueblo , y debía demostrar que era un persona sincera , por que al fin y al cabo esto es lo que mueve a la gente el poder .
-veras Raúl –decía el alcalde-Raúl veras
Se quedo un rato en silencio, como pensando
-como te explico yo esto? , bueno , no has notado que aquí todo es perfecto?
Raúl no respondía
-bueno aquí todo es perfecto por que se hizo para ello , es decir este sitio es el culmen de la perfección. Y bueno tu no deberías haber llegado tan pronto , pero llegaste.
-no entiendo
-bueno Raúl mira no me voy a andar con tonterías , te lo diré de un modo directo , estas muerto , este es el cielo , no debías morir tan pronto no se como has llegado aquí , pero aquí estas.
Raúl entro en shock , había muerto , ¿ pero como? Ni se había enterado .
Pensó que se estaban riendo de el , y se enfado , se enfado tanto que salió corriendo de allí , corrió y corrió carretera arriba.
Corrió y corrió mas
Hasta que finalmente tras tanto correr , llego a su coche , hay seguía en la copa del árbol , y siguió corriendo , sin parar
Corrió y corrió mas
Y llego al vacio , al final de la carretera.
Y siguió corriendo hacia el otro lado , y volvió a llegar al coche , y siguió corriendo y volvió a llegar al pueblo no había nada más.
Entonces Raúl , lo comprendió , había llegado su final.

 

Alle Rechte an diesem Beitrag liegen beim Autoren. Der Beitrag wurde auf e-Stories.org vom Autor eingeschickt Ricardo Villarpeña.
Veröffentlicht auf e-Stories.org am 29.10.2013.

 

Leserkommentare (2)

Alle Leserkommentare anzeigen!

Deine Meinung:

Deine Meinung ist uns und den Autoren wichtig! Diese sollte jedoch sachlich sein und nicht die Autoren persönlich beleidigen. Wir behalten uns das Recht vor diese Einträge zu löschen! Dein Kommentar erscheint öffentlich auf der Homepage - Für private Kommentare sende eine Mail an den Autoren!

Navigation

Vorheriger Titel Nächster Titel


Beschwerde an die Redaktion

Autor: Änderungen kannst Du im Mitgliedsbereich vornehmen!

Mehr aus der Kategorie"Philosophical" (Kurzgeschichten)

Weitere Beiträge von Ricardo Villarpeña

Hat Dir dieser Beitrag gefallen?
Dann schau Dir doch mal diese Vorschläge an:

Noche infernal - Ricardo Villarpeña (Fairy Tales)
Heaven and Hell - Rainer Tiemann (Humour)