Irving Edmundo Lopez Marin

Una Bomba de Tiempo.

Desde hace ya más de 28 años he sido el guardián de algo que para la humanidad misma es por mucho muy valioso, y la vez tan peligroso y mortífero, puede destruir sin tener piedad de nada, puede hacer feliz a las personas, puede lastimar o sacar una sonrisa, pero a la vez cada día que pasa se incrementa su poder de destrucción o su poder de felicidad.

El tictac se escucha todo el tiempo, una pequeña bomba que puede caber en la palma de la mano, la cual con el paso del tiempo ha almacenado tanta energía que se persibe inestable, que se ve que va a estallar en cualquier momento, pero por su naturaleza, no sé cómo va a estallar, va a destruir o va a traer felicidad, yo al ser su guardián, la he tratado de controlar, la he mantenido paciente, rítmica, le he dado sus cuidados, pero a pesar de esto, sus paredes ya muestran grietas, si ritmo se acelera y pareciera que va a explotar.

He pensado todo este tiempo, que puede llegar a tener vida propia, que escucha, que ríe, que llora, que esta alegre, pero aun así con todo este tiempo no he logrado comprender del todo lo que sucede, casi 29 años y sigo esperando saber lo que va a pasar, me gustaría estar lo más lejos posible cuando llegue a hacer reacción, pero no puedo, soy su fiel guardián, está conmigo en todo momento, aunque sé que el primero en sufrir las consecuencias soy yo, y la incertidumbre de como suceda me da mucho miedo, ahora y cada día se vuelve más inestable.

Es una bomba que no tiene palabra, no se puede controlar, pero sucederá cuando tenga que suceder, su reloj no es rítmico cambia con lo que sucede a su alrededor, pero es mío, es mi “corazón”, que se ha llenado de un no sé qué, no sé si es amor o es odio, pero lo que si siento es que en cualquier momento estalle y me dañe, lo he controlado por mucho tiempo, pero ahora es más poderoso que mis propios pensamientos y se rige por sí solo; yo, tu guardián, deseo que estalles en amor y no en odio, te quiero y te deseo el bien , pero sé que eres libre y solo tú sabes lo que puedes hacer y provocar, perdón por ser tan tonto y si no te cuide como tu merecías o no te di lo que necesitabas o no supe alimentarte con lo que requerías, perdón pero en verdad hice lo que estaba en mis manos y resibiste lo mejor posible, perdóname…

 

Alle Rechte an diesem Beitrag liegen beim Autoren. Der Beitrag wurde auf e-Stories.org vom Autor eingeschickt Irving Edmundo Lopez Marin.
Veröffentlicht auf e-Stories.org am 26.09.2013.

 

Leserkommentare (0)


Deine Meinung:

Deine Meinung ist uns und den Autoren wichtig! Diese sollte jedoch sachlich sein und nicht die Autoren persönlich beleidigen. Wir behalten uns das Recht vor diese Einträge zu löschen! Dein Kommentar erscheint öffentlich auf der Homepage - Für private Kommentare sende eine Mail an den Autoren!

Navigation

Vorheriger Titel Nächster Titel


Beschwerde an die Redaktion

Autor: Änderungen kannst Du im Mitgliedsbereich vornehmen!

Mehr aus der Kategorie"Love & Romance" (Kurzgeschichten)

Weitere Beiträge von Irving Edmundo Lopez Marin

Hat Dir dieser Beitrag gefallen?
Dann schau Dir doch mal diese Vorschläge an:

Mi Dedicatoria... - Irving Edmundo Lopez Marin (Thoughts)
A Long, Dry Season - William Vaudrain (Life)