Iryna Torbenko

Uno

La noche tranquila y con suave brisa. Un completo silencio llena las calles de la ciudad. La luna es la nica luz que ilumina las aceras y el cri cri de los grillos el nico sonido que en ocasiones provoca eco en la profundidad de la metrpoli. Slo almas viajeras se pueden observar vagando por las tristes y abandonadas lneas que rodean los altos bloques de cemento. Aquellos bloques que da y noche intentan hacer cosquillas al cielo sin ningn xito. Aquellos bloques de cemento que cada vez con menos entes cuentan y que cada vez ms fros quedan. Uno enfrente del otro, mirando con ojos apagados como mueren poco a poco.
Todo gris, mires a donde mires, todo gris. Un cielo sin estrellas y un sol sin luz. La luna con mucho brillo y esplendor, as la recuerdan las almas que poco vivas estn.

No mucho tiempo atrs que el sol era tan brillante que provocaba dolor al mirarlo, te cegaba por completo. Los rboles eran tan altos que apenas se poda ver la cima de uno de ellos desde abajo. Se poda escuchar a los pjaros cantar, su dulce silbido, esa meloda tan embriagadora. Y el olor de la hierba!... te llenaba los pulmones de frescura y un placentero sabor cido apareca en la boca. De da, el cielo era tan azul que el can se queda corto para definirlo. Y, de noche, el mismo cielo se llenaba de miles de estrellas brillantes, y la luna, tan redonda y tan deslumbrante... .

No queda nada. Puro vaco. Cenizas en el aire. Dolor esquina tras esquina y pnico en el reino animal.

Un llanero solitario vagando por aquella pasada tierra. Contempla los restos y, en silencio, con todo el orgullo llora por dentro delante de la nada.

Cmo es posible que de la noche a la maana un mundo de color pase a ser un mundo gris?, cmo es posible que las lagrimas saladas pasan a ser cidas?, cmo es posible que el dolor sea provocado por un recuerdo maravilloso?. No hay respuestas. Tampoco quedan caminos para hallarlas. Llor noche tras noche pensando en la solucin, mi rostro presenta cicatrices de las quemaduras que me provocaban las lagrimas. Y de qu me sirvi? Que alguien me diga, de qu me sirvi!!?? Ha pasado tanto tiempo que la soledad me consume por dentro. No me quedan fuerzas y mi razn comienza a delirar.

-Tu!!
-Yo?
-S tu! a caso ves a alguien ms por aqu?
-Lo siento es que..
-Cllate y ven a ayudarme
-Pero..
-Que vengas te he dicho, o es que prefieres seguir ah mirando a saber qu como un tonto?
-Qu necesita?
-Que me pintes, necesito que cojas ese cubo y esa brocha y me pintes.

Qu sensacin tan extraa, haca tiempo que no escuchaba otra voz a parte de la ma con el eco. No s que estoy haciendo, mis pies se han puesto en marcha y mi mente esta vagando por otros lares. Pero qu digo, estoy loco, cmo le voy a ayudar? y para qu quiere que le pinte?. Con qu la pinto si el cubo est vaco y la brocha es una escoba vieja de paja. Est loca, s es eso, est loca. Es mejor que haga como si pinto que a saber que se le pasa por la mente.

-jajajajajajajaja!!! Me haces cosquillas para!!
-Lo siento no era mi intencin, slo pintaba.
-Pero djate de charla y sigue!!
-(Definitivamente est loca) Seguro que quiere que siga? Ser inevitable hacerle cosquillas.
-Pues claro bobo, haca mucho tiempo que no me rea. Y si no puedo rerme con la vida que al menos sea con cosquillas jajajaja
-(Debo conseguir largarme de aqu, vaya lo en el que me he metido, estaba mejor solo ah mirando a la nada. Y ahora por hablador puedo ser la cena de una perturbada) Ya me falta poco. Este color le favorece muchsimo. Va a quedar muy elegante.
-S que tengo muchos aos, pero deja de recordarmelo. Llmame de tu, que de usted no va la cosa.
-Bueno me parece bien. De tu a tu pues. Cmo te llamas? Que no nos hemos presentado.
-Algunos me llaman la del frente del Piter Pan y otros aquella alta delgada, pero para los amigos soy Dorita.
-Encantado Dorita, yo soy..
-Pero te crees que no se quien eres? Si todo el mundo habla de ti todos los das. Cierto es que nadie nunca consigui que les hablaras, antiptico te llaman. Pero yo saba que iba a conseguir que me dedicaras algunas palabras. Es muy difcil que alguien se resista a contemplar mis encantos y menos aun si los puede manosear.
Y al fin y al cabo no eres tan antiptico como dicen. Bien simptico pareces.
-Quin habla de mi? y todos los das?. Llevo aqu un buen tiempo y no he visto a un solo ente pasar. Slo almas vagabundas que ojal pudiera hablarles y ellos orme, pero miles de intentos fallidos. Pero cuntame, quin ms hay por aqu. Y cuntos son?. Pensaba que me haba quedado slo y que me iba a consumir mi soledad.
-Consumirte tu soledad? Pues chico, hblale! cuntale tus penas, dile que no quieres morir. Te queda mucha vida por vivir y mucho mundo por contemplar.
-Mundo? A qu cosa llama mundo? Todo lo que queda de algo as parecido es pura ceniza hoy en da.Pero no me cambies de tema, dime, quin ms hay por aqu!
-Sabes que ave es un fnix?
-Claro, en su tiempo le muchas historias que hablaban de aves rojas y poderosas como el fuego que al morir renacen de sus cenizas y cuyas lagrimas curan cualquier mal.
-Y qu te hace pensar que este mundo al que llamas ceniza no vuelve a renacer?
-(No hay duda, est loca. Lo peor de todo es que no s si yo estoy ms loco todava por seguir hablando con ella) Bueno ya te he ayudado, te toca a ti decirme quin ms hay aqu!!
-Slo tienes que mirar a tu alrededor,o a caso ests ciego?
-Mira llevo mucho tiempo recorriendo estas calles vacas, y eso es lo que veo, vaco.
-Estas ms ciego de lo que pensaba hijo... El mundo de hoy ser gris pero no debes dejar que tu corazn tambin lo sea. La fuerza de la voluntad es la que mueve el mundo. Y si quieres devolverle la vida slo debes creer en esa fuerza. Hasta pronto muchacho.

Y desapareci, as sin ms! En menos de un segundo estaba y ya no est.. Me estar volviendo loco? Es lo nico que le falta a esta ciudad fantasma, un loco de carne y hueso asustando a la nada..

 

Alle Rechte an diesem Beitrag liegen beim Autoren. Der Beitrag wurde auf e-Stories.org vom Autor eingeschickt Iryna Torbenko.
Verffentlicht auf e-Stories.org am 23.08.2013.

 

Leserkommentare (0)


Deine Meinung:

Deine Meinung ist uns und den Autoren wichtig! Diese sollte jedoch sachlich sein und nicht die Autoren persnlich beleidigen. Wir behalten uns das Recht vor diese Eintrge zu lschen! Dein Kommentar erscheint ffentlich auf der Homepage - Fr private Kommentare sende eine Mail an den Autoren!

Navigation

Vorheriger Titel Nchster Titel


Beschwerde an die Redaktion

Autor: nderungen kannst Du im Mitgliedsbereich vornehmen!

Mehr aus der Kategorie"Fantasy" (Kurzgeschichten)

Weitere Beitrge von Iryna Torbenko

Hat Dir dieser Beitrag gefallen?
Dann schau Dir doch mal diese Vorschlge an:

A Long, Dry Season - William Vaudrain (Life)