Ricardo Villarpeña

Lunar

Otro día más de piscina, otro día más al sol, allí estaban los tres amigos, como todos los días en su piscina.
Allí bajaban a nadar, allí bajaban a tomar el sol, allí bajaban a pasar el día, estaban de vacaciones, no tenían nada mejor que hacer.
La verdad, que ya resultaba hasta rutinario.
Como otro día mas se dispusieron a practicar sus saltos, de cabeza, en bomba, de culo…
Se dispusieron a bucear, a ver quien aguantaba más debajo del agua.
-vamos  Fran, seguro que aguanto más que tu-decía Noel, mientras la chica, Aicha les observaba.
Aicha era parada, casi nunca se bañaba y observaba como los chicos competían día tras día, por ver quien se tiraba mejor, por ver quién nadaba más rápido, o por ver quién era el más idiota.
Noel consiguió  ganar en esta vez a Fran, venga otra vez, pero ahora nadando-dijo Noel
Y echaron la carrera nadando, quedaron empate
Y ahora debajo del agua, una vez más, venga Aicha animate-decia Noel
Esta vez aicha se metió al agua.
Pero hay que bajar todo lo que se pueda hasta el fondo, todo lo que puedas, vale aicha -le decían los chicos.
Bucearon, sin más llegaron al fondo, pero era a ver quien aguantaba más, aguantaron y aguantaron, ya se estaban poniendo morados y todo, pero aguantaron.
Y seguían aguantando la respiración, mientras cada vez el oxigeno se volvía un bien más preciado en su organismo.
Cuando de repente del fondo de la piscina se abrió una brecha.
¿Qué hacer? Subir a tomar aire, e ir a la brecha, quizás esta desaparecería, pensaba Noel, o quizás fuera producto de la falta de oxigeno en su cerebro.
Dios mío, que era eso, pensaba Fran, verdaderamente tenía miedo, quería subir , pero no perder la competición
¿Una brecha? ¿Por qué? tenía curiosidad aicha, quería ir a mirar y fue la mujer la que se lanzo hacia la brecha, a ver que había al otro lado.
Aicha no-dijo Noel debajo del agua-lanzándose a por ella
Fran les siguió.
Pasaron al otro lado, al momento, la gravedad cambio. Se volvió inversa, se sentían atraídos hacia donde habían entrado, pero… aquello ya era suelo, nadaron y subieron hacia la superficie.
Era de noche, estaba oscuro muy oscuro y en el cielo solo se veía una gran luna llena, y alguna estrella, estaban en una laguna en medio del campo, todo muy oscuro, solo iluminados por la luz de la luna.
No decían nada solo tomaban aire.
Cuando aicha hablo:
-dios mío , ¿dónde estamos chicos?
-no…no..no..lo…se – contestaron estos
Salieron de la laguna , estaban muy asustados , no entendían nada , estaban al otro lado , la gravedad había cambiado , todo así de repente , ellos estaban en su idilio , y les habían sacado bruscamente de allí.
En la orilla , las yerbas eran altas , y sonaban los grillos , pero no se veía nada ni una luz , ni rastro de civilización y mucho menos de que demonios hacían ellos allí.
Empezaron a caminar sin sentido , no tenían a donde ir , pero tampoco a donde volver.
Caminaron y caminaron durante horas y horas , pero allí nunca se hacía de día , ni la luna cambiaba , siempre parecía ser la misma hora.
Pararon a dormir , y siguieron caminando durante tiempo y tiempo , y la luna no cambiaba ni se hacía de día , estaban ya desesperados y hambrientos .
Pero no encontraban nada solo campo salvaje.
Así siguieron mucho tiempo , ya a punto de desfallecer , encontraron lo que parecían ser unas ruinas.
Pero eran unas ruinas a allí no había rastro de que nadie las habitara , allí no había rastro de nada.
Se sentaron exhaustos en las ruinas.
-No puedo mas-decía Fran –yo me quedo aquí
-Todo es culpa de Aicha –la acuso Noel-si no se hubiera lanzado a aquella grieta no estaríamos aquí.
Aicha agacho la cabeza
-Vamos Noel , no te pases con ella.
En el trascurso de esta conversación acabaron exhaustos y hipoglucemicos, cayeron desmayados.
Por sus ojos grises plateados , por sus cabellos dorados oscuros como de oro gastado , por su labios perfectos , por aquella piel blanca que parecía haber sido confeccionada por los ángeles , empezó a resbalar agua , Aicha despertaba , su voz dulce , su risa de sílfide , no le salía , pero poco a poco empezó a toser , aicha volvía en sí , y lo primero que observo fue un ser muy grande , de unos dos metros que la tenía en sus brazos , pero el ser no tenía cara sino una red , como de esgrimista , y era todo rojo , salvo la red que era blanca , estaba asustada pero no tenía fuerzas ni para levantarse.
Observo a los lados, y vio a sus compañeros que despertaban igual que ella rodeados por aquellos seres.
Noel intento hablar, pero los seres no les entendían, hablaban un idioma muy raro, la comunicación era imposible.
Pero estos les trajeron agua, y comida.
-debemos haber muerto, estos serán los angeles-decia pesimista Fran
-no digas tonterías
Pero en la cabeza de aicha empezó a oír voces.
Hola aicha , no hablamos tu idioma , no podemos , pero podemos estar en tu mente , somos los hijos de la luna , aquí en la luna que es donde realmente estáis , siempre es de noche , nunca sale el sol , todos los lunáticos somos así , sabemos que sois terrestres queremos ayudaros a volver , pero decirme como habéis llegado.
-chicos-dijo aicha asustada, su cara era un poema-no podéis creer lo que he oído
Aicha les explico todo, los otros dos incrédulos no le creían, pero poco a poco aicha les convenció.
Aicha pensó como habían llegado, los seres la respondieron, que se dirigieran a la laguna.
Los chicos se dirigieron
Pero el camino fue largo , y aicha no aguantaba estaba muy mal , aunque ella seguía apasionada , le encantaba aquel mundo , estaba apasionada por aquella noche eterna , pero estaba mal , se sentía muy mal , aunque a la vez muy bien , pero se iba , aicha sentía que volaba.
Aicha-responde, le gritaban los chicos.
Pero aicha cada vez estaba más ida.
Como pudieron llegaron a la laguna, pero aicha no respondía a nada, y sin aicha no se podían comunicar con los seres , no sabían qué hacer.
No se movía mas , no podía mas , no tenían fuerzas para luchar , la noche la acorralaba en lo oscuro.
Aicha no , Joder  responde-gritaba Noel con lagrimas en los ojos-Aicha te necesitamos , Aicha yo te quiero , no te vayas
Beso a Aicha en los labios , ante la mirada atónita de Fran.
Pero aicha estaba mal , aicha estaba tan mal , aicha flotaba en la noche oscura.
Aichaa vuelve –dijo Noel con lagrimas en los ojos mientras la volvía a besar.
Pero aicha estaba mal , aicha estaba tan mal , aicha flotaba en la noche oscura.
La volvió a besar
Aicha tosió ,
-Noel , que haces ,- le miraba mientras se mordía la boca.
- Aicha estás aquí  , te necesitamos , pensé que te había perdido
-así es , yo me quedare aquí en lo oscuro , no tengo fuerzas para luchar . Pero os diré como volver.
Aicha les indico que fueran a la laguna al fondo que esperaran durante 3 minutos abajo y la grieta se abriría , que podrían volver,
-pero y tu aicha
-yo me quedare aquí , adiós Noel , me encantas , pero tenéis que salvaros. Rápido.
Noel cogió a Fran y se dirigieron a laguna entre lagrimas de los dos. Llegaron al fondo y la grieta se abrió ,a ambos pasaron al otro lado , y reaparecieron en la piscina , que estaba como si nada hubiera pasado.
Pero Aicha apasionada por la noche iluminada , estaba mal , se sentía tan mal , aunque se sentía bien le gustaba como se sentía , acorralada en los oscuro , no se movía mas , no podía mas , no tenía fuerzas para luchar, ya no la podían rescatar , ella quería volar , ella voló.
 

 

Alle Rechte an diesem Beitrag liegen beim Autoren. Der Beitrag wurde auf e-Stories.org vom Autor eingeschickt Ricardo Villarpeña.
Veröffentlicht auf e-Stories.org am 10.07.2013.

 

Leserkommentare (0)


Deine Meinung:

Deine Meinung ist uns und den Autoren wichtig! Diese sollte jedoch sachlich sein und nicht die Autoren persönlich beleidigen. Wir behalten uns das Recht vor diese Einträge zu löschen! Dein Kommentar erscheint öffentlich auf der Homepage - Für private Kommentare sende eine Mail an den Autoren!

Navigation

Vorheriger Titel Nächster Titel


Beschwerde an die Redaktion

Autor: Änderungen kannst Du im Mitgliedsbereich vornehmen!

Mehr aus der Kategorie"Science-Fiction" (Kurzgeschichten)

Weitere Beiträge von Ricardo Villarpeña

Hat Dir dieser Beitrag gefallen?
Dann schau Dir doch mal diese Vorschläge an:

Ponys - Ricardo Villarpeña (Experimental)
El Tercer Secreto - Mercedes Torija Maíllo (Science-Fiction)
A Long, Dry Season - William Vaudrain (Life)