Estefania Flores

El escritor

Y con el mismo empeo de siempre toma su lpiz y comienza a escribir, movido por lo que l cree es "la gran inspiracin", que termina siendo una nueva creacin inconclusa. Escribe a mano, la mquina de escribir pas de moda y la computadora es incmoda. El foco alumbra poco y sus sueos de escritor se diluyen en las gotas de lluvia que corren fuera. Le encantara ser bueno, pero el talento no toc su puerta, y all se encuentra, escribiendo, como si fuera fcil y complicado a la vez Que va a saber? si lo hace porque lo siente y lo escribe porque no piensa Algn da alguien lo leer? Mientras tanto busca su aguja en los intentos fallidos, ese cuento que lo salve de la vida, que le permita creer que por un acto todo cobra sentido, que al escribir hizo algo bueno, que ha dejado su huella. no importa la fama, no importa el reconocimiento, solo importa la satisfaccin de saber que vali la pena algo de su triste intento por vivir.
 
Afuera est fresco, es por eso que al salir se abriga y deja que la lluvia lo moje mientras imagina que est en una pelcula y que es ese un momento potico. Las gotas le dan importancia, seguridad de que la alegra vendr cuando el agua lo limpie. La imaginacin del escritor no tiene lmites, va ms all del razonamiento comn, cuando el escritor toma su lpiz sabe que todo es posible, pero lo saba tambin antes de tomarlo, lo sabe a cada momento, por eso es tan angustiante estar fuera de eso, el escribir lo mantiene vivo, es su droga, su escape del mundo gris.
 
La lluvia lo moja, la tierra lo ensucia y un perro lo asusta. El camino es largo, la oscuridad se alumbra por una luna llena que lo acompaa y lo invita a soar despierto, todo es conocido, el aire entra en sus pulmones con comodidad. No sabe a dnde va, tal vez llegar a un callejn sin salida donde unos extraos seres peludos lo saludarn y llevarn a vivir aventuras atravesando una escalera que se encuentra en el centro del mundo... o puede suceder que la Princesa de la Costa Sur est en problemas. Vendr un noble Prncipe y le pedir ayuda para cruzar el ro de lgrimas, correr hacia el bosque de lamentaciones y finalmente llegar a la choza de los enanos para conseguir la llave que abre el mundo de las Princesas problemticas as encontrar a la Princesa de la Costa Sur, de paso, l tambin se lleva una y le quita su problema.
 
Se sienta en un banco, feliz de estar perdido como pocos, deja caer las gotas sobre su cuerpo mientras aparece una sonrisa en su rostro. Espera a que algn espectro aparezca en su mente para que la magia comience, as tendra algo de que escribir al llegar. Mientras tanto seguir sentado, mojado, siendo aquel perdedor en busca de un cuento perfecto que lo lleve a vivir mil y una aventuras dentro de su mente.
 
 

 

Alle Rechte an diesem Beitrag liegen beim Autoren. Der Beitrag wurde auf e-Stories.org vom Autor eingeschickt Estefania Flores.
Verffentlicht auf e-Stories.org am 25.11.2012.

 

Leserkommentare (0)


Deine Meinung:

Deine Meinung ist uns und den Autoren wichtig! Diese sollte jedoch sachlich sein und nicht die Autoren persnlich beleidigen. Wir behalten uns das Recht vor diese Eintrge zu lschen! Dein Kommentar erscheint ffentlich auf der Homepage - Fr private Kommentare sende eine Mail an den Autoren!

Navigation

Vorheriger Titel Nchster Titel


Beschwerde an die Redaktion

Autor: nderungen kannst Du im Mitgliedsbereich vornehmen!

Mehr aus der Kategorie"Life" (Kurzgeschichten)

Weitere Beitrge von Estefania Flores

Hat Dir dieser Beitrag gefallen?
Dann schau Dir doch mal diese Vorschlge an:

A Long, Dry Season - William Vaudrain (Life)
El Tercer Secreto - Mercedes Torija Mallo (Science-Fiction)