Nabetse Selbonarg (Yury Esteban Escobar Grano

EL SEXO EN TIEMPOS DE MI ABUELA

Micaelina es una mujer descomplicada, menudita (Solo mide 1.55 metros y con cuerpito de culebra), habladora (“Si le tapan la boca habla por los codos” decía mi Abuela), muy activa, trabajadora, recursiva, buena gente, dicharachera, acomedida, servicial, que reside en Armenia.
A sus cincuenta años de edad es una mujer admirable porque además de criar tres nietos de su hijo que se fue para España desde hace dos años y a veces ni manda giro para la comida, también se encarga de mantener a su madrecita.
Una hermosa abuelita de setenta y cinco años, menudita, arrugadita, buena gente y que a su edad todavía enhebra una aguja sin usar lentes y escucha perfectamente.
Cuando Micaelina sale a trabajar en casas de familia en quehaceres domésticos y lavando ropas, la abuelita Eufrosina queda en casa y ella solita se prepara su cafecito para tomar todo el día.  Cuando su marido estaba vivo tenían finca cafetera y ella era la encargada de criar a sus seis hijos, preparar la comida para veinte o treinta trabajadores en tiempo de cosecha y encargarse de la casa perfectamente.
Por cosas de la violencia política de los años cuarentas en Colombia, cuando supuestamente se mataban por colores políticos (Puras Mentiras porque eso fue solo para robarles las tierras a los campesinos honestos) su marido Gonzaga Gil era un tipo de armas tomar.
Tenía una excelente puntería con el revolver y por eso era temido.
Pero como a todo guapo le llega otro más guapo o le llega el grupo de cobardes, a él le cayeron por la espalda y lo mataron.
Su finca en el Valle se perdió y su mujer y sus hijos escasamente alcanzaron a refugiarse en Armenia donde la tía Emma.
Allí sufrieron la pobreza pero poco a poco fueron saliendo adelante hasta llegar a lo que son ahora: Solo Eufrosina y Micaela cuidando los hijos de Rubiel que vive en España y de cuando en vez manda platica pa los hijos porque su mujer se fue con otro desde antes de el viajar y se los dejo y el para variar se fue y se los dejo a la mama.
Una noche Micaelina llego a casa un poco tarde y al entrar vio que el televisor de la sala estaba encendido.
Miro hacia la habitación de los nietos y los vio durmiendo a los tres en la misma cama arropados con las colchas de retazos que les fabrica la abuela para que no pasen frio.  Estas colchas son muy coloridas, cosidas a mano, porque tienen diferentes telas que consiguen regaladas donde la vecina Esther que es  modista.
-Estos culicagaos no apagaron el televisor- pensó ella y se dirigió hacia el enorme aparato con mueble de madera, de catorce pulgadas la pantalla, a blanco y negro, de tubos (Que demora unos minutos en calentarse) y cual seria su sorpresa al ver a la abuela Eufrosina bien sentada viendo televisión en la mitad de la sala.
Tan entretenida que ni siquiera advirtió su presencia.
-Abuela que haces a esta hora viendo televisión- alcanzo a decir mientras se sorprendió aun más al ver la clase de programa que estaba mirando: Una película pornográfica.
-Madre y eso que estas viendo-balbuceo, a lo que Eufrosina contesto con toda la serenidad que le daban sus setenta y cinco años bien vividos:-Esos muchachos que dejaron puesto ese canal cuando se fueron a dormir y estaba esperando a que llegaras.
Micaelina sonrió con su malicia indígena y tiernamente le pregunta a su madrecita:-Hola mama, como hacían el huevo los esposos en el tiempo de ustedes.
A lo que la abuela respondió con una inocencia ciertamente angelical:-Pues igual que ahora mijita: Con cebollita y tomate picado.
Micaelina que es una persona de mucha chispa paisa por primera vez en su vida quedo atónita y no supo que hacer más que soltar una tremenda carcajada que despertó a los nietos a esas horas de la noche.
 
 
Nabetse Selbonarg
Noviembre 24 de 2012

 

Alle Rechte an diesem Beitrag liegen beim Autoren. Der Beitrag wurde auf e-Stories.org vom Autor eingeschickt Nabetse Selbonarg (Yury Esteban Escobar Grano.
Veröffentlicht auf e-Stories.org am 25.11.2012.

 

Leserkommentare (0)


Deine Meinung:

Deine Meinung ist uns und den Autoren wichtig! Diese sollte jedoch sachlich sein und nicht die Autoren persönlich beleidigen. Wir behalten uns das Recht vor diese Einträge zu löschen! Dein Kommentar erscheint öffentlich auf der Homepage - Für private Kommentare sende eine Mail an den Autoren!

Navigation

Vorheriger Titel Nächster Titel


Beschwerde an die Redaktion

Autor: Änderungen kannst Du im Mitgliedsbereich vornehmen!

Mehr aus der Kategorie"Fairy Tales" (Kurzgeschichten)

Weitere Beiträge von Nabetse Selbonarg (Yury Esteban Escobar Grano

Hat Dir dieser Beitrag gefallen?
Dann schau Dir doch mal diese Vorschläge an:

I LIVE IN THE UNCLEAN - Nabetse Selbonarg (Yury Esteba Escobar Granobles) (Fairy Tales)
El Tercer Secreto - Mercedes Torija Maíllo (Science-Fiction)