Carla Domeneguini

Tinta china


Hace bastante tiempo
atrs, en China, haba una geisha muy especial. Esta mujer tena 28 aos y su
pasin era la escritura.
Un da, paseando por los coloreados
jardines, vio pasar a un joven, que por lo que se llegaba a divisar, era de la
clase alta del pueblo. La geisha se enamor profundamente de este joven pero su
timidez la oblig a permanecer callada.
Por varios das la bella jovencita busc
maneras de hablarle pero haba dos razones que la frenaban:
*Su posicin econmica.
*Su vergenza.
Entonces se resign a olvidarlo y sin ver
opcin, fue a rezar al templo un rato, lo cual era un rito para ellos.
Al acomodarse de rodillas, le rog a los
ancestros y a los espritus que la ayudaran a comunicarse con l. Entonces un
aire lleno de flores le trajo desde el cielo una pluma, un pergamino y un
frasco pequeo de tinta china.
 La
geisha no entenda en un principio, pero luego dedujo escribirle cartas a su
amor prohibido todos los 18 de cada mes (el momento en que las flores cambian
sus tonos).
 Cuando volvi a sus aposentos, tom la pluma,
la moj en la tinta pero no se inspir en nada. Luego, cerr los ojos y record
aquel momento en el que lo vio por primera vez y las palabras comenzaron a
brotarle como lluvia de otoo.
                                                                                                              18
de noviembre
    Querido mo: hace tiempo que te amo pero no tengo el valor suficiente
para demostrrtelo en persona, espero que me perdones. Tampoco te dir quien
soy, slo te dir un milln de veces que te amo. Y espero que con mis palabras
te baste y sobre para enamorarte de m y vivir siempre juntos aunque nuestras
diferencias lo impidan. Seremos como el invierno y la primavera, opuestos, pero
ninguno vivira sin el otro.
                                                                                         Te amo.                                             
Luego de colocar el punto final, la geisha
le envi la carta.
 Todos los das pasaba por el jardn para estar
un poquito ms cerca  del apuesto joven.
A veces, intercambiaban miradas y otras veces se  dirigan solamente con un HOLA. Pero la
geisha esperaba impaciente la respuesta de su gran amor, aunque saba que la
que se lo escribiera podra ser cualquiera.
 Despus de unos das, la joven recibi la
carta tan esperada enviada por el muchacho:
                                                                                                              3 de diciembre       
    Hermosa desconocida: Lamento que hallas gastado tanto tiempo de tu bella
vida en escribirme la carta, pero no dejara que lo vuelvas hacer y seguir
crendote ilusiones. Debo decirte que mi corazn ya tiene duea, y creme que
no quera que te enteres de esta forma, pero en enero le pedir matrimonio. Te
juro que no soy una persona a la que le guste causar dao pero no podra tener
una relacin con sentimientos inexistentes.
                                                                                                          Adis.                         
 La
pobre geisha, con el corazn destrozado, rompi en mil pedazos la carta y llor
por casi dos das completos. Pero no se iba a rendir. Si algo tena bien en
claro la joven era su amor por el muchacho, as que no se  iba a rendir tan rpidamente.
 Despus de unos das, la geisha resolvi
escribirle otra carta al joven:
                                                                                                           18 de diciembre      
    Amor Prohibido: No me importa tu compromiso, yo slo te quiero a ti. Y
si es necesario luchar y terminar a tus pies para estar juntos, que as sea. Yo
te amo desde lo ms profundo de m ser y no te pienso perder as de fcil. As
que quiero verte en el jardn, maana al atardecer junto al estanque de peces,
donde te conoc.
                                                                                                       Te espero.                                 
La geisha, al enviarla, saba que su ms
grande sueo se cumplira maana. Pero al mismo tiempo le aterraba la idea de
verse frente a frente con el muchacho.
 Entr en pnico durante un segundo, pero
luego, se le ocurri dejarle un mensaje en su nombre.
 Al
da siguiente, al atardecer, el apuesto joven fue al lugar indicado pero lo
nico que encontr fue un antiguo pergamino que deca:
 
Perdona mi cobarda,
Aunque con esta poesa,
Te dir que ya me conocas,
Aun antes del 18 de Noviembre.
Pelear por ti,
Luchar hasta morir,
Dejar de existir,
Hasta que t ests a mi lado.
Para finalizar este poema,
Sobre amores y penas
Slo mira las estrellas
Y me conocers.
 
 El
muchacho sonri dulcemente y se fue pero no le volvi a escribir a la geisha.
 Despus de unos das, llegado enero, las
flores ya estaban violceas completamente. La joven saba lo que pasara, pero
de todos modos fue al jardn a verlo.
  Al
llegar se sent en un fino banco, bajo un rbol lleno de flores. Pero de pronto
en joven se le acerc y le dijo:
- Lamento no haberme presentado antes de
esto, pero ya no puedo ocultar ms lo que siento- se arrodill y no dej hablar
a la geisha- Te comprometes con migo?-
 La
bella muchacha asinti y el joven le puso en el dedo anular un enorme anillo de
oro, bellsimo.
 Aos despus, pasado el compromiso, al fin la
geisha se arm de valor para decirle al joven que la muchacha que escribi esas
cartas con tinta china, era ella.
 El
muchacho esmalt en su rostro una gran sonrisa y le dijo:-Ya lo saba-
 La
geisha, feliz, lo abraz, lo bes y siguieron su vida alegres y unidos por
siempre.
 

 

Alle Rechte an diesem Beitrag liegen beim Autoren. Der Beitrag wurde auf e-Stories.org vom Autor eingeschickt Carla Domeneguini.
Verffentlicht auf e-Stories.org am 03.11.2012.

 

Leserkommentare (0)


Deine Meinung:

Deine Meinung ist uns und den Autoren wichtig! Diese sollte jedoch sachlich sein und nicht die Autoren persnlich beleidigen. Wir behalten uns das Recht vor diese Eintrge zu lschen! Dein Kommentar erscheint ffentlich auf der Homepage - Fr private Kommentare sende eine Mail an den Autoren!

Navigation

Vorheriger Titel Nchster Titel


Beschwerde an die Redaktion

Autor: nderungen kannst Du im Mitgliedsbereich vornehmen!

Mehr aus der Kategorie"Love & Romance" (Kurzgeschichten)

Weitere Beitrge von Carla Domeneguini

Hat Dir dieser Beitrag gefallen?
Dann schau Dir doch mal diese Vorschlge an:

A Long, Dry Season - William Vaudrain (Life)