Esther Mora

Terra Santa

Mientras miro por la ventana, me doy cuenta de como el tiempo pasa arrasando todo lo que nos rodea. Como sin que pestaesemos ocurriesen miles de eventos ante nuestros ojos, y sin que podamos hacer nada, dejamos que la corriente nos empuje hasta tierras desconocidas.
Cuando estos pensamientos se cruzan por mi cabeza, no puedo evitar hacer a flote emociones que me hunden cada vez ms. Es como estar encerrada en un reloj de arena, sin poder salir y cada segundo que desperdicio, ocasiona que vaya hundindome, y as finalmente ahogarme.

A la vez, mientras escribo, palabra por palabra, me voy adentrando en una laguna de memorias, emociones, inquietudes, que sin tener conocimientos habitan en mi subconsciente. Cuando muchos de esos sentimientos se fusionan, descabelladamente, mis temores crecen y toman el control. Hacindome sentirme frgil y pequea, pero especialmente innecesaria.
Innecesaria en mi mundo. La realidad, donde coexistimos casi 8 mil millones de personas. Un lugar en que mantener la cordura es primordial, donde el mas dbil debe apoyarse del mas fuerte y un lugar inmenso, pero solitario.
As es, todo el mundo debe sentirse necesitado por alguien al menos una vez. Existimos por y para los dems sin darnos cuenta. Y si nunca te has sentido necesaria para alguien? Entonces, habra un enorme hueco en algn lugar dentro de ti. Sin saber que buscar ni que hacer, estaras perdiendo el tiempo otra vez.

No basta con que mis temores perturben mi subconsciente, sino que tienen que afectarme en el lugar donde mas me duele, mi propio hueco, el vaco que sigo sin poder rellenar.
Rpidamente me dan ganas de desaparecer e ir a un lugar en que estos sentimientos no me invadan. Tierra Santa, un lugar escondido de todo relacionado con el mundo real, un sitio ms bien ficticio, donde puedo protegerme de lo que mas temo. Todo a m alrededor desaparece y, me convierto el centro de lo que se podra decir, el universo. Dejo de pensar, sentir, percibir, desconecto totalmente. Simplemente me dejo llevar a un mundo completamente desconocido, que como una droga, convierte tu miedo de la realidad, en una adiccin hacia lo inexplorado, incgnito que resulta ser mi escapatoria.


Pero no puedo perder mi puesto, no quiero volver a sentirme insignificante, pequea, dbil otra vez en el mundo real. Deambulando sin rumbo, preguntndome si algn da encontrare un lugar al que pueda pertenecer. Intentando encontrar significado a mis acciones, alguien a quien ser necesaria. Y as, hasta que la rueda del tiempo se pare. Seria lo ms aterrador que me podra pasar.

La realidad es algo inexplicable, es un sitio en que cada da es igual al anterior, una larga existencia en que casi no hay tiempo para nuevos eventos en tu da a da. Un mundo gris, en que apenas ves el sol, el cielo, la luna y las estrellas, por que la rutina no te permite ver mas all de la espesa grisura en la que esta envuelta el mundo. Solo pocos logran atravesar esa cortina y logran ver algo nuevo, diferente, pero espectacular. Es algo aterrador del cual no puedo escapar.

Todo el mundo necesita su propia Tierra Santa, algunos lo encuentran y otros desgraciadamente no, y ellos son los que mas sufren sin darse cuenta. Al final con cada palabra que escribo, me ahogo poco a poco, pero a la vez encuentro pequeos escalones para poder ir saliendo, escribir me ahoga y me desahoga.
Siempre tendr mi Tierra Santa en momentos como estos, pero sigo viviendo en un mundo aterrador del cual no puedo escapar.

 

Alle Rechte an diesem Beitrag liegen beim Autoren. Der Beitrag wurde auf e-Stories.org vom Autor eingeschickt Esther Mora.
Verffentlicht auf e-Stories.org am 03.10.2012.

 

Leserkommentare (0)


Deine Meinung:

Deine Meinung ist uns und den Autoren wichtig! Diese sollte jedoch sachlich sein und nicht die Autoren persnlich beleidigen. Wir behalten uns das Recht vor diese Eintrge zu lschen! Dein Kommentar erscheint ffentlich auf der Homepage - Fr private Kommentare sende eine Mail an den Autoren!

Navigation

Vorheriger Titel Nchster Titel


Beschwerde an die Redaktion

Autor: nderungen kannst Du im Mitgliedsbereich vornehmen!

Mehr aus der Kategorie"Thoughts" (Kurzgeschichten)

Weitere Beitrge von Esther Mora

Hat Dir dieser Beitrag gefallen?
Dann schau Dir doch mal diese Vorschlge an:

El Tercer Secreto - Mercedes Torija Mallo (Science-Fiction)