Yordy Corrales

Ana en la verdadera realidad

Era una noche cuya luna era de mantequilla, y Ana estaba en su balcón, esperando el momento para escapar de su casa, que era de la más lujosa llena de destellos y detalles finos, dignos de la realeza, pero algo en el corazón de Ana parecía no estar bien.

Siempre veía hacia los profundos bosques que yacían alrededor de su hogar, miraba con ternura las montañas cuya lejanía era evidente y sin más remedio atrapada, regreso a su habitación a tocar el piano.

Ejecutaba unas melodías que sabían a chocolate y deleitaban a quienes pasaban por ahí, Ana no era libre, Ana estaba en un mundo de falsa alegría, pero su corazón quería llevarla a sentirse bien con su alma y lo demostraba por sus canciones de piano puro.

Un día de invierno nevado, su castigo termino, y salió de su cárcel, no era mas oprimida por su tristeza, no era más victima de los demás, pero la vida le quiso enseñar, ya que ella estaba sentada junto a su gato negro que se escabullo de entre sus brazos y se metió en el bosque.
Ana confundida y preocupada fue tras su mascota, pero a su casa no pudo regresar, el gato se transformo inesperadamente en un señor elegante de grandes trajes y su dialogo se dejo oír:

Ana- Hey! Quien eres tú?
Gato- Yo soy Jorge, un señor distinguido y refinado, como puede ser posible estar dentro de un cuerpo que no me pertenece… a veces necesito de un descanso y vengo a este bosque mágico.
Ana- Claro que si… ahora cuéntame una historia de verdad
Jorge- Pues es verdadero lo que te he dicho niña.
Ana- No puedes confundir lo real con lo irreal, yo sé que…
Jorge- No puedes confundir lo irreal con lo real, o es que acaso no consideras todas las posibilidades y no caben ideas distintas en tu mente
Ana- He sido educada para ser dura ante este mundo no hay chances para tonterías
Jorge- Bueno, cuando sea el momento hablaremos de muevo ACRAFALAD!
Y en ese instante el tiempo se detuvo y Ana quedo en un lapso donde podía recorrer, donde podía ver, donde podría entender
Ana- Que es esto? No es posible estar en este lugar….
Y ella escucho de esa ventana un singular sonido de piano.
Mujer- Una y otra vez, pareces tonta, no sabes hacer nada bien? Practicando y practicando con el piano me volverás loca
Mujer2- Pero mamá, no me digas eso, yo creo que soy capaz yo creo…
Mujer- Suficiente, yo no escucho a fracasadas
(Llanto)
Y la escena se torna negra, Ana en su interior sabia que es su pasado, ese día su madre murió, y Ana recordó que a partir de ahí nadie le apoyo, nadie le grito, nadie le critico y apareció otra escena
Hombre- Que chica tan linda y que sentimientos tan puros
Mujer- (risa) no me digas tonterías
Hombre- pero es en serio mi chiquita, mi bebe
Mujer- Ya basta Alfredo, deja de mimar a tu “hija” que ni un 1% de ti soy algo.
Hombre- Pero dime, dime que pasa? dime que te hace sentir mal? Yo soy como un padre para ti
Mujer- Mi madre era una mujer ejemplar y se fue a casar con un mamarracho
Ana- Noooo! No, no
Y el fuerte pasado de Ana reapareció en su vida, recordó todo y porque ella estaba triste, siempre se mortifico porque pensaba que ella estaba mal, pero en realidad era el odio que la dominaba y el rencor.
Después volvió a su tiempo y miro a Jorge, y le dijo: Codins, te quiero mucho, mi pelusa, mi bella criatura, y mientras lo abrazaba le miro el rostro y asustada retrocedió
Hombre- que ha pasado? En que te falle?
Ana- Tu deberías estar muerto, no acá
Hombre- Lo sé, lo sé, pero no puedo descansar... en algo falle, toda mi vida fuiste mi único tesoro que me desprecio.
Ana- No papa, no papito, perdóname yo te amo y te amare, nunca me hablaste nunca me dijiste nada, siempre tan distante.
Hombre- Alfredo ya no seré mas, pero tu ángel si.

Y consolada Ana comprendió que el perdón y el amor es lo mas importante en la vida, que debemos expresarnos cuando es necesario y así que en su casa abandonada y vieja, estaba en una silla en su balcón, mirando el bosque, recordando que su vida ya fue, pero a partir de ahí podrá ser.

 

Alle Rechte an diesem Beitrag liegen beim Autoren. Der Beitrag wurde auf e-Stories.org vom Autor eingeschickt Yordy Corrales.
Veröffentlicht auf e-Stories.org am 06.05.2012.

 

Leserkommentare (0)


Deine Meinung:

Deine Meinung ist uns und den Autoren wichtig! Diese sollte jedoch sachlich sein und nicht die Autoren persönlich beleidigen. Wir behalten uns das Recht vor diese Einträge zu löschen! Dein Kommentar erscheint öffentlich auf der Homepage - Für private Kommentare sende eine Mail an den Autoren!

Navigation

Vorheriger Titel Nächster Titel


Beschwerde an die Redaktion

Autor: Änderungen kannst Du im Mitgliedsbereich vornehmen!

Mehr aus der Kategorie"Sorrow" (Kurzgeschichten)

Weitere Beiträge von Yordy Corrales

Hat Dir dieser Beitrag gefallen?
Dann schau Dir doch mal diese Vorschläge an:

Reloj - Yordy Corrales (Fairy Tales)
Heaven and Hell - Rainer Tiemann (Humour)