Amparo Escribano Baixauli

un viaje distinto


Un dia de verano, con un calor sofocante, en el centro de Madrid, Riley estaba esperando al metro que le llevara a trabajar. Como cada da, Riley se sentaba en el ltimo vagn, porque as, estaba ms cmodo, coga un libro y se pona a leer. Siempre lea libros de aventuras, porque con la tranquilidad que encontraba en la soledad del vagn, se imaginaba que l era el protagonista de las aventuras que lea y eso le encantaba, le haca volver a su infancia.
Pero esta vez algo era distinto, el vagn ola a un perfume que pareca ser bastante caro, as que Riley lebant la cabeza y se encontr frente a l a una chica, cosa que le sorprendi.
La chica era alta, rubia, ojos verdes, con unos dientes perfectos y muy sonriente. Kassidy que as se llamaba, le pregunt a Riley si poda sentarse, obviamente con todo el vagn vaco, Riley no pudo negarse y le ofreci asiento enfrente de l.
Lo que sucedi a continuacin dej a Riley perplejo, pues Kassidy se sent, sac de su maletn un libro, casualmente de aventuras, lo abri y comenz a leer. Viendo esto Riley hizo una pequea mueca de asombro, y cerr su libro marcando la pgina por la que se haba quedado, se acerc a la chica y le pregunt acerca de su libro. Ella cerr su libro tambin, y le contest, a partir de ese momento, entablaron una conversacin que les dur todo el viaje.
Al llegar a su destino, Riley se despidi dndole un beso en la mejilla, cosa que Kassidy, no se esperaba, as que solo pudo decir, que haba sido un placer conocerle y que le encantara seguir conociendole.
Al llegar al trabajo Riley no dejaba de pensar en esa chica que haba aparecido como por arte de magia, y que era perfecta para l...as que no tubo otro pensamiento en todo el da.
Cuando sali de trabajar l esperaba encontrarsela de nuevo, pero Kassidy no tom ese tren, as que no la vio.
El pobre Riley lleg a su casa deshecho, cansado, solamente tena ganas de irse a dormir con la esperanza de que al da siguiente la encontrara de nuevo.
A la maana siguiente, como todos los das, se levant, se duch, se arregl y se fue a la estacin, pero esta vez lleg con mucha antelacin y con los nervios, tom otro metro y cuando lleg al vagn all no haba nadie... nunca se haba sentido tan solo como ese da, aunque siempre haba viajado solo.
Kassidy al llegar al metro y no verlo pens que se haba sentido molesto por romper su rutina el da anterior y pens que sera mejor olvidar a aquel chico.
Pasaron los meses y jams volvieron a coincidir... los dos volvieron a su rutina de siempre. Pero un da a Riley, le dio por girarse, y vio a Kassidy subiendo al otro metro, as que sali corriendo a buscarla, la encontr y le explic todo lo que haba sucedido y el porque nunca volvieron a viajar juntos, as que Kassidy sonri y lo abraz. Subieron juntos al metro y llegaron a su destino, pero esta vez Riley le pidi el mvil a Kassidy por si haba algun otro mal entendido poder arreglarlo, o para quedar a una hora y llegar los dos a la vez.
As que desde ese da jams, ninguno de los dos, volvi a viajar solo....

 

Alle Rechte an diesem Beitrag liegen beim Autoren. Der Beitrag wurde auf e-Stories.org vom Autor eingeschickt Amparo Escribano Baixauli.
Verffentlicht auf e-Stories.org am 28.03.2012.

 

Leserkommentare (0)


Deine Meinung:

Deine Meinung ist uns und den Autoren wichtig! Diese sollte jedoch sachlich sein und nicht die Autoren persnlich beleidigen. Wir behalten uns das Recht vor diese Eintrge zu lschen! Dein Kommentar erscheint ffentlich auf der Homepage - Fr private Kommentare sende eine Mail an den Autoren!

Navigation

Vorheriger Titel Nchster Titel


Beschwerde an die Redaktion

Autor: nderungen kannst Du im Mitgliedsbereich vornehmen!

Mehr aus der Kategorie"Fairy Tales" (Kurzgeschichten)

Weitere Beitrge von Amparo Escribano Baixauli

Hat Dir dieser Beitrag gefallen?
Dann schau Dir doch mal diese Vorschlge an:

Heaven and Hell - Rainer Tiemann (Humour)