Giovanni Di Cristofano

Tio Satita


 
El to Sata se sube al rbol  Dani Boom
Cuando era nia, tenamos un to llamado Antonio Dangelo al cual conocamos como Sata, digo tenamos porque a pesar de las diferencias de generacin y relatividad sangunea, todos lo llambamos to. El sobrenombre Sata vino porque cada vez que algo malo pasaba, el se agarraba la cabeza y mirando al cielo, clamaba: Ay, Satans!, lo cual me causaba risa y temor al mismo tiempo.
Una vez, cuando era muy pequea, mi to Sata intent ensearme como trepar a un rbol. Subi y subi hasta que no pudo regresar. Mi rollizo to -tena la cara de Pap Noel, lo juro- ya estaba desesperado y con las piernas colgantes se balanceaba de un lado a otro, intentando asirse del tronco para deslizarse.
-To Sata, To Sata, baja, Qu ests haciendo all arriba?, le dije.
-Quiero volver, Chiquita. Pero voy a usar mi mtodo, no te preocupes.
Lo prximo que vi fue al to Sata sobre el suelo sin moverse. Dios, estaba tan asustada, recuerdo como siendo una niita pens que haba muerto o algo peor!
Regres corriendo a la casa y ped ayuda a mi abuelo que andaba por los alrededores caminando con la mirada perdida y concentrada en seguir el camino de un grupo de hormigas. l alert a los dems y pronto un grupo de gente se encontraba alrededor del cado, tratando de hacerlo reaccionar.
Al no lograr nada, mi bisabuela, Paquita, se acerc llorando a gritos por la muerte del to.
-Ay, mi Satita, gimoteaba de rodillas.
Un segundo despus el to Sata se levant y sacudi el polvo de su ropa. Todo el mundo lo miraba estupefacto. Mi abuelo le reclam: -Pero Sata, caramba, pensamos que estabas muerto!
- Yo? -dijo Sata- Cundo?-
-Cuando caste del rbol!
-Noo- respondi mi to- No compadre, esa es la manera en la bajo de los arboles!

Les contar luego sobre mi abuelo Papapa, quien era tan distrado que un buen da olvido su coche cerca de la panadera y luego llam a la polica pensando que haba sido robado.

 

Alle Rechte an diesem Beitrag liegen beim Autoren. Der Beitrag wurde auf e-Stories.org vom Autor eingeschickt Giovanni Di Cristofano.
Verffentlicht auf e-Stories.org am 18.04.2009.

 

Leserkommentare (0)


Deine Meinung:

Deine Meinung ist uns und den Autoren wichtig! Diese sollte jedoch sachlich sein und nicht die Autoren persnlich beleidigen. Wir behalten uns das Recht vor diese Eintrge zu lschen! Dein Kommentar erscheint ffentlich auf der Homepage - Fr private Kommentare sende eine Mail an den Autoren!

Navigation

Vorheriger Titel Nchster Titel


Beschwerde an die Redaktion

Autor: nderungen kannst Du im Mitgliedsbereich vornehmen!

Mehr aus der Kategorie"Humour" (Kurzgeschichten)

Weitere Beitrge von Giovanni Di Cristofano

Hat Dir dieser Beitrag gefallen?
Dann schau Dir doch mal diese Vorschlge an:

I\'M STAYING ON IN MOSCOW, IVAN IVANOVIC - Giovanni Di Cristofano (Humour)
Heaven and Hell - Rainer Tiemann (Humour)
Heaven and Hell - Rainer Tiemann (Humour)