Maria Teresa Aláez García

Pluricomposiciones

I

Monotonía

http://fotolog.miarroba.com/pernelle/monotonia-594/

 

Hizo de mi un cáliz de fuego

congelando los besos que caían desprendidos

al entrar en verano.

 

Hizo de mi piel, escarcha demolida

bajo la amargura de los deseos olvidados.

No correspondió a mi vestidura

escarlata de estrellas

sin futuro.

 

Hizo de mi ser un regalo.

Amor de invierno.

Nota taciturna de angosto hielo.

 

II

Original.

http://fotolog.miarroba.com/pernelle/595/

 

En mitad de la noche

de la ignorancia

soy yo y son otros

la luz y la calma de la oscuridad.

 

En la supina indolencia

de lo desconocido

el atrevimiento del vestir

de sutilezas

la realidad que adorna mi velo

la suavidad que lustra mi rostro

la sutilidad de mi traje

la ternura de mi aspecto.

 

Soy yo. Siento ser yo. Me siento viva

en medio de la altivez latente de mis venas.

 

III

Ángeles

http://fotolog.miarroba.com/pernelle/angeles-596/

No merece la pena volar hacia los azules encantos de la atmósfera

si el brillo de tu piel

nos trae el cielo hacia el infierno.

Si una sola mirada profana tu pureza.

Si el aliento lejano altera tu inocencia.

 

Fuera de ti la mácula. Lejos de ti el engaño.

Cerca de mi el aura que te orla en lontananza

que disipa mis dudas en cuanto a tu sincero

sí.

Y la palabra no se hizo carne

se hizo flor

y brilló sólo un día.

Sólo uno.

Hasta la eternidad.

 

IV

Memoria

http://fotolog.miarroba.com/pernelle/597/

No me olvides.

Lo harás.

Engaño a la conciencia creyendo que siempre existiré.

Si no olvidas mi presencia

no moriré.

Si recuerdas los vilos de la madrugada

la sangre derretida de mis desprecios

serán pétalos que envolverán

una semilla.

Un recuerdo.

 

Olvida lo que no dije.

Perdona tu lamento.

 

No.

No te olvides.

 

V

Soledad

http://fotolog.miarroba.com/pernelle/598/

Dentro de poco tiempo

seré otra.

La imagen odiada de un tiempo futuro

ocupante de las mañanas desapercibidas.

Quien ocupa la negrura olvidada de los deseos no logrados.

Guardián de los defectos reprimidos en la boca del estomago.

Espejo de colores que no existen.

Quien tiñe de melancolía los momentos que no se viven

y que recoge el grano de la labor

que no sirve para nada.

Luciré los velos de la inconsciencia

caminando sobre los valles silenciosos de la memoria destruida.

Huesos desperdigados por las neuronas, pensamientos óseos.

Esencias calcáreas.

Rotas.

 

 

 

 

Alle Rechte an diesem Beitrag liegen beim Autoren. Der Beitrag wurde auf e-Stories.org vom Autor eingeschickt Maria Teresa Aláez García.
Veröffentlicht auf e-Stories.org am 06.04.2009.

 

Leserkommentare (0)


Deine Meinung:

Deine Meinung ist uns und den Autoren wichtig! Diese sollte jedoch sachlich sein und nicht die Autoren persönlich beleidigen. Wir behalten uns das Recht vor diese Einträge zu löschen! Dein Kommentar erscheint öffentlich auf der Homepage - Für private Kommentare sende eine Mail an den Autoren!

Navigation

Vorheriger Titel Nächster Titel


Beschwerde an die Redaktion

Autor: Änderungen kannst Du im Mitgliedsbereich vornehmen!

Mehr aus der Kategorie"Emotions" (Gedichte)

Weitere Beiträge von Maria Teresa Aláez García

Hat Dir dieser Beitrag gefallen?
Dann schau Dir doch mal diese Vorschläge an:

Bruma broma brama brema brete brezas bromo, bromuro. - Maria Teresa Aláez García (Loneliness)
Rainy Day - Inge Offermann (Emotions)
Die Stadt an drei Flüssen - Paul Rudolf Uhl (Life)