Maria Teresa Aláez García

Sobre el filo de tu frecuencia. (Poema para Alex Ubago.)

A GRITOS DE ESPERANZA. ALEX UBAGO.(c)
 
Si preguntan por mí
no les digas dónde fui......
 
Y hoy la gran losa negra me absorbía lentamente
y buscaba un lugar cándido donde poder esconderme
un lugar donde creciera la luz cuando yo quisiera
y alli buscarle y tenerle.

Pero no. No lo veía.
Recorria mis espacios
entre miles de agonias.

La soledad nos distancia.
la noche nos ilumina.
El silencio es una losa que me hace compañía.
El lamento de la nada es frío y se hace vacio.
Mis manos, ciegas, se apagan.

Siento que le necesito.
Él, por mí, no siente nada.

La esperanza es un gran guante de cuchillas afiladas
que la verdad se coloca cuando descuido la guardia.

Todo el vacío me pesa.
Nadie encuentra mi mirada.
Nadie busca mis secretos.
Nadie mi boca reclama.
Nadie recoge las lágrimas de los años en mi cara.

Y tú, que no me conoces,
que de mí no sabes nada,
que en tu vida no me has visto
que no escuchas mis llamadas.

Dime qué mágico impulso llevó hasta tí mis palabras.
Dime qué espejo de aire, dime qué antena de agua,
dime si ha sido aquel roble que rozaste con tu palma.
Dime cómo las estrellas, que vigilan y que guardan
las angustias y las penas,
las alegrías, las almas,
han llevado hasta tu mente, mi soledad descuidada.

Dime que ha sido mi nombre o la sangre o la distancia
la que ha unido mi llanto a tus "Gritos de esperanza".

Y has leído los secretos que mi vientre encadenaba.
Has encontrado mi libro de sombras en mi ventana.
En los giros de tu voz, ha llegado la mañana
y el aire, nuestro aliado,
recogió de tu guitarra
las notas de tu consuelo
y con una dulce forma de mano desconocida
acarició y despertó
mis alegrías dormidas.

En unos segundos ví la luz que tanto buscaba
y escuché en unos segundos vocales que encadenaban
a cada cuerda una vida, a cada tecla una marca,
y en sólo quince segundos en una receta arcana
el sol salió para mí a las tres de la mañana.

Continuará siendo anónima
mi presencia en tu mirada.

Deja que mi rostro guarde
la caricia de tu alma.

 

Alle Rechte an diesem Beitrag liegen beim Autoren. Der Beitrag wurde auf e-Stories.org vom Autor eingeschickt Maria Teresa Aláez García.
Veröffentlicht auf e-Stories.org am 28.03.2007.

 

Leserkommentare (0)


Deine Meinung:

Deine Meinung ist uns und den Autoren wichtig! Diese sollte jedoch sachlich sein und nicht die Autoren persönlich beleidigen. Wir behalten uns das Recht vor diese Einträge zu löschen! Dein Kommentar erscheint öffentlich auf der Homepage - Für private Kommentare sende eine Mail an den Autoren!

Navigation

Vorheriger Titel Nächster Titel


Beschwerde an die Redaktion

Autor: Änderungen kannst Du im Mitgliedsbereich vornehmen!

Mehr aus der Kategorie"Emotions" (Gedichte)

Weitere Beiträge von Maria Teresa Aláez García

Hat Dir dieser Beitrag gefallen?
Dann schau Dir doch mal diese Vorschläge an:

5PPP - Maria Teresa Aláez García (Emotions)
Rainy Day - Inge Offermann (Emotions)
Flying home - Inge Offermann (General)