Sergio Lubel

I-SELFIE

I-SELFIE

  • Buenísima esa aplicación!. Dijo Vicky. No habían pasado cinco minutos cuando toda la clase la estaba bajando.

Sasha, que había emigrado de Rusia con sus padres hacía tres años, envió el link a su hermana Olga, que se había quedado allá para terminar la Universidad.

Olga – A su vez – Esparció la aplicación por toda la ex-Unión Soviética y Daiki, que no dejaba pasar nada nuevo, ya la estaba utilizando en el tren de Osaka…

En Kenia, Uganda y Mozambique las cámaras de los móviles no paraban de capturar imágenes de rostros y cuerpos juveniles.

En Barranquilla, mientras Chabela – Una Blancanieves del Siglo veintiuno - devoraba su arepa con una mano, abría el I-SELFIE a modo de espejo mágico con la otra, para ver las fotos de todas las niñas y compararlas con su propia imagen, convencida que no encontraría mayor belleza que ella misma…

Amira, bajó su burka para enviarle a su novio prohibido Eleazar, un “selfie” que no hubiera pasado el puesto fronterizo de Gaza y en un breve lapso la vanidad adolescente contagió electrónicamente desde Jerusalén y las alturas del Golán hasta Beirut, pasando por Damasco en Siria y Petra, en Jordania…

Todo el Planeta Tierra, de polo a polo y de Este a Oeste estaba inundado por I-SELFIE. El sueño de todos los candidatos a “Dueños del mundo” de la historia humana se había hecho realidad a través de una simple aplicación.

A un par cientos de metros bajo la superficie, cerca de la falla de San Andrés una criatura más parecida a una salamandra que a un humano tecleó una simple línea de código en su ordenador:

Open routine “I-SELFIE / SLAVERY / HUMAN_KIND”

RUN.

 

 

Alle Rechte an diesem Beitrag liegen beim Autoren. Der Beitrag wurde auf e-Stories.org vom Autor eingeschickt Sergio Lubel.
Veröffentlicht auf e-Stories.org am 08.10.2019.

 

Leserkommentare (0)


Deine Meinung:

Deine Meinung ist uns und den Autoren wichtig! Diese sollte jedoch sachlich sein und nicht die Autoren persönlich beleidigen. Wir behalten uns das Recht vor diese Einträge zu löschen! Dein Kommentar erscheint öffentlich auf der Homepage - Für private Kommentare sende eine Mail an den Autoren!

Navigation

Vorheriger Titel Nächster Titel


Beschwerde an die Redaktion

Autor: Änderungen kannst Du im Mitgliedsbereich vornehmen!

Mehr aus der Kategorie"Satire" (Kurzgeschichten)

Weitere Beiträge von Sergio Lubel

Hat Dir dieser Beitrag gefallen?
Dann schau Dir doch mal diese Vorschläge an:

Sombras sobre la ventana - Sergio Lubel (Horror)
Pushing It - William Vaudrain (General)