Antonio Justel Rodriguez

Pálpiti e pálpiti

 

 

... mientras las gentes se aman y odian, y mientras ríen y lloran, y mientras se divierten y matan,

pálpiti e pálpiti, consciente, y sin descanso, prosigue latiendo y sustentándonos el mundo;

y ah, ah la ternura inmemorial e indescriptible que trasciende el velo u oquedad-sombra del aire,

[fuego escondido y vivo, oro puro de intensa e inmensísima luz]

ah la protección divina, ah esa dulce espera ante el error con su inefable piedad:

el ser humano cuidado, arrullado, inmensamente amado, besado y mimado,

pues que corre el agua, y, su sonido, impregna la hierba e inundando va de esplendores la vida;

... mas, sin embargo, y a veces, de repente, en el profundísimo altar y fulgor de una fiesta,

bajo el frenesí o aplauso de su deslumbrante brillo, por un instante, digo,

- por completo desolados y sin consuelo posible -

nos oímos gemir y llorar, llorar y llorar;

¿ ... somos acaso Orfeo, Tristán o Tannhäuser ? ¿ ... somos Eurídice ? ¿ Isolda ? ¿ tal vez Elisabet ?

¿ ...y uno u otro, dónde, dónde estamos en ese instante real de tal llanto terrestre, dónde...?

¿ en qué dolor sublime y en qué, en qué acto o pasaje de la obra,

quiénes somos, pues, y dónde, dónde estamos...?

pero las óperas, con sus excelsas músicas, llevándonos dentro y evocándonos,

avivarán la densidad del fuego oscuro, hasta lograr entrar en nuestro propio corazón

y descubrir el estigma-hiel de la indiferencia, la traición o el olvido;

... poética y cuánticamente, hoy, y aquí, es y está cualquier hálito, soplo o día por la tierra,

pues que aquí está el poema y su espíritu,

y de igual modo, presentes son y están todos los cuerpos, todas las almas,

y el multiverso lo ve, lo intuye, lo acoge y cuida, lo conoce y sabe;

por tanto, no, ya no se teman ni nos temamos entre nosotros más:

pendiente de mi fiesta y esperándome siempre, siempre, y aunque roto y loco volviese,

aún recuerdo los infinitos y amorosísimos brazos de compasión de mi madre.

 

http://www.oriondepanthoseas.com

 

Alle Rechte an diesem Beitrag liegen beim Autoren. Der Beitrag wurde auf e-Stories.org vom Autor eingeschickt Antonio Justel Rodriguez.
Veröffentlicht auf e-Stories.org am 11.10.2018.

 

Leserkommentare (0)


Deine Meinung:

Deine Meinung ist uns und den Autoren wichtig! Diese sollte jedoch sachlich sein und nicht die Autoren persönlich beleidigen. Wir behalten uns das Recht vor diese Einträge zu löschen! Dein Kommentar erscheint öffentlich auf der Homepage - Für private Kommentare sende eine Mail an den Autoren!

Navigation

Vorheriger Titel Nächster Titel


Beschwerde an die Redaktion

Autor: Änderungen kannst Du im Mitgliedsbereich vornehmen!

Mehr aus der Kategorie"Lyrics" (Gedichte)

Weitere Beiträge von Antonio Justel Rodriguez

Hat Dir dieser Beitrag gefallen?
Dann schau Dir doch mal diese Vorschläge an:

La guerra que pasó y no vimos (o. de panthoseas) - Antonio Justel Rodriguez (General)
Fin d´Octobre à Avignon - Rainer Tiemann (Loneliness)