Luis Alberto Serrano

Night Hong Kong

          Siempre me ha atraído la cultura oriental llena de misterios y leyendas. Es más, cuando leí el libro "Todo bajo el cielo" (que es como los antiguos chinos llamaban a su tierra) de Matilde Asensi fue cuando me dije a mi mismo que tenía que ir. Lo fui dejando, lo fui dejando, hasta que las obligaciones laborales me obligaron a viajar a Hong Kong. Una travesía tan inesperada y sorpresiva que no me dio tiempo de comprarme la consabida "Guía del Turista". En definitiva, que aquí estoy, dispuesto a vivir una aventura.

        Lo que más me impresiona, cada vez que salgo a pasear por la noche tras terminar mis tareas encomendadas, son los contrastes tan grandes que existen en esta ciudad. Yo soy una persona de diversidades también, así que no dudo que sería capaz de acoplarme a una urbe como esta en poco tiempo. La combinación de lo ancestral con lo modernista o lo oriental con lo occidental hace que dé largas caminatas perdiéndome por esta metrópoli sacando fotos. No hay que olvidar que Hong Kong vive bajo jurisdicción china en "régimen especial". Es como si hubieran instaurado una isla capitalista en el mar del comunismo. No tiene mucho sentido que unas regiones de un mismo país tengan leyes diferentes, pero así son las cosas y así hay que aceptaras.

          Anoche, viendo las calles con todas sus luces combinando conceptos en dos idiomas, el chino y el inglés, me he llegado a dar cuenta de lo feliz que es mi vida. ¿Quién me iba a decir, hace tan solo diez días, que estaría paseando por las calles de Xiānggāng que es su nombre original? Mi juventud no fue fácil ya que no provengo de familia adinerada y eso fue un motivo más para perseverar duro por mi futuro. Si hay algo que tendré que agradecerles siempre a mis padres son los esfuerzos que hicieron para sacarnos adelante a mis hermanos y a mí. Y, sobre todo, por convertirme en un luchador que cumple sus sueños a base de esfuerzo y perseverancia.


          Mañana daré una conferencia sobre los mensajes encriptados durante la ocupación japonesa en la Segunda Guerra Mundial. Me encanta mi trabajo. Pero esta noche, desde el lejano oriente, sólo me viene a la mente una cosa: que privilegiado soy por tener el trabajo que quiero y que me da tantas satisfacciones. Y para acabar, recalco esa reflexión, aun sabiendo que una de las consecuencias de la crisis mundial que nos afecta más duramente es en la generación de empleo, y mucho peor: empleo de calidad: Enseñen a los niños a esforzarse por su trabajo porque, de verdad, si quieren ser felices tienen que realizar tareas que los mantengan ilusionados día tras día.



PD: Aquí les mando esta foto de "night Honk Kong" donde, durante esta semana, seguiré creando intensamente mis propios sueños para seguir tan vivo y poder dar siempre lo mejor de mí a mi familia y amigos.



Basado en una fotografía, de mismo título, del fotógrafo argentino radicado en Colombia Diego Cambiaso (@diegocambiaso).

Puedes ver la foto aquí: http://www.guionesyrelatos.com/fotografo-diego-cambiaso


TWITTER: @luisalserrano @foto_relatos

 

Alle Rechte an diesem Beitrag liegen beim Autoren. Der Beitrag wurde auf e-Stories.org vom Autor eingeschickt Luis Alberto Serrano.
Veröffentlicht auf e-Stories.org am 21.08.2017.

 

Leserkommentare (0)


Deine Meinung:

Deine Meinung ist uns und den Autoren wichtig! Diese sollte jedoch sachlich sein und nicht die Autoren persönlich beleidigen. Wir behalten uns das Recht vor diese Einträge zu löschen! Dein Kommentar erscheint öffentlich auf der Homepage - Für private Kommentare sende eine Mail an den Autoren!

Navigation

Vorheriger Titel Nächster Titel


Beschwerde an die Redaktion

Autor: Änderungen kannst Du im Mitgliedsbereich vornehmen!

Mehr aus der Kategorie"Remembrance" (Kurzgeschichten)

Weitere Beiträge von Luis Alberto Serrano

Hat Dir dieser Beitrag gefallen?
Dann schau Dir doch mal diese Vorschläge an:

Hace 40 años - Luis Alberto Serrano (Love & Romance)
A Long, Dry Season - William Vaudrain (Life)