Julio Medina

Bárbara y Sentida

Atroz el dolor que la embarga, cruel el desvarío,
causaba desánimo la palabrería
ensalivada de veneno que por la lengua babeada
en las fauces de Bárbara el odio insaciable brotaba.
¡Y no le conmueve el terrible golpe
asestado con toda intención a Sentida!
Siendo tan certera le destroza el corazón,
desbarata a su propio origen sin más razón
que la de disfrutar aquel suplicio insano;
de su acción se jactaba,
y justificaba la espantosa humillación,
despiadada, maquinada,
sacada de una película de horror.
La pupila prepotente, empolvada de orgullo
 vestida de soberbia y envanecida,
desollaba con sus propias garras
la causa que la trajo
hasta el eje de este mundo imperfecto;
enjuagaba con lodo
ante los ojos incrédulos del murmullo
el amor que una vez aquella parida
le dio desde sus entrañas…
Y todos tuvieron pavor,
y todos miedo sintieron,
pero para remediarlo
nada hicieron.
 
Y yo que estaba tan cerca de Sentida,
veía como la irritación de Bárbara desgastaba
aquella débil esperanza de perdón,
de intrínseca reconciliación
que la desdichada madre buscaba.
¡Y secaba con mis manos
todo el llanto estrepitoso que rodaba
por las mejillas quebrantadas;
recogía en mis brazos sus lágrimas de angustia,
intentaba calmarlas en mi pecho turbado!
Mi corazón confuso comenzó a sentir
el mismo dolor que estremecía a Sentida;
era llanto agudo, de gemido pesaroso,
un cántico nostálgico
tajeado con puñal de acero
en la intimidad de las fibras del alma.
¡Manaba sangre el agravio como creciente del rio;
acosaba el flujo turbulento, impetuoso, continuo!…
Desaguaba lamento la queja incontrolable;
y al final, tuve que resignarme ante tanto quebranto,
porque también comencé a sufrir lo mismo que Sentida…
Al intentar aliviar la severidad
de aquella angustia imparable,
quedé inerme;
ni tan siquiera pude detener
del diluvio la tempestad de lágrimas;
mas lo único que conseguí hacer
fue llorar con ella.
 
Julio Medina
22 de enero del 2017
 

Alle Rechte an diesem Beitrag liegen beim Autoren. Der Beitrag wurde auf e-Stories.org vom Autor eingeschickt Julio Medina.
Veröffentlicht auf e-Stories.org am 06.02.2017.

 

Leserkommentare (0)


Deine Meinung:

Deine Meinung ist uns und den Autoren wichtig! Diese sollte jedoch sachlich sein und nicht die Autoren persönlich beleidigen. Wir behalten uns das Recht vor diese Einträge zu löschen! Dein Kommentar erscheint öffentlich auf der Homepage - Für private Kommentare sende eine Mail an den Autoren!

Navigation

Vorheriger Titel Nächster Titel


Beschwerde an die Redaktion

Autor: Änderungen kannst Du im Mitgliedsbereich vornehmen!

Mehr aus der Kategorie"Sorrow" (Gedichte)

Weitere Beiträge von Julio Medina

Hat Dir dieser Beitrag gefallen?
Dann schau Dir doch mal diese Vorschläge an:

Olvidé vestir de faldas a la luna - Julio Medina (Lovegrief)
Apocalypse now - Heino Suess (Sorrow)
Apocalypse now - Heino Suess (Sorrow)