Eduardo Antonio Estrella

El eclipse.

   Observo y lo tengo claro. Desde la luna miro y se ve muy claro. Ellos se merecen. Él se la merece a ella y ella se lo merece a él. Yo merezco a la luna y mi Universo, con su crepuscular soledad repleta de nada. Lejos tuyo.
Creen amarse. Él cree que la ama y ella cree que la ama. Ella asegura amarlo y él asiente como títere. O como estúpido. No lo sé. Ellos son felices. Se merecen el uno al otro. Yo merezco el último umbral de la luna. Porque soy bueno. Y observar el extenso paisaje negro del Universo. O de tu alma.
Ella miente, daña, se olvida los corazones ajenos en cualquier esquina, pero llora. Llora mucho. ¡Miren! Está llorando. Perdónenla. Lo ama. Y él lo cree. ¿Qué más importa? Ellos son felices.
   Él insulta, ignora, practica la necedad y cree resolver maduramente, aunque desde mi luna y mi chat de Facebook veo cómo se diluye su sentido del ridículo como una escupida desintegrándose con el agua y perdiéndose en el hoyo negro del desagüe del lavabo. Negro como mi Universo, ese que observo. O tu alma. No lo sé. Pero la ama. Y ella entre llantos así lo cree. -Me hace llorar porque me ama.- Está llorando. Perdónenla.
Yo observo todo muy claro. Desde la luna, desde mi Universo. Miren cómo salen juntos a ver el eclipse. Miran en dirección a mí. No es un eclipse. Es tu alma. Es el Universo. Ese que observo. Pero a vos te gustan las mentiras. Besalo. Se merecen.
Yo soy bueno. Siempre fui bueno con vos. ¿Te acordas? Sí, aunque vos me dabas incontables golpes. Algunos severos. Y me mentías. Pero me querías, y llorabas. Perdónenla.
   Desde mi luna. Desde mi Universo. Desde tu alma, te voy a dar un consejo. Porque soy bueno. Si algún día te cruzás con alguien que te quiera como yo, que sienta como yo, que demuestre como yo, que te trate como yo, no lo hagas sentir mal. No te mandes cagadas y desaparezcas. No le mientas. No lo lastimes. Se siente como el culo, ¿Sabes? Seguí viendo el eclipse.

 

Alle Rechte an diesem Beitrag liegen beim Autoren. Der Beitrag wurde auf e-Stories.org vom Autor eingeschickt Eduardo Antonio Estrella.
Veröffentlicht auf e-Stories.org am 19.03.2016.

 

Leserkommentare (0)


Deine Meinung:

Deine Meinung ist uns und den Autoren wichtig! Diese sollte jedoch sachlich sein und nicht die Autoren persönlich beleidigen. Wir behalten uns das Recht vor diese Einträge zu löschen! Dein Kommentar erscheint öffentlich auf der Homepage - Für private Kommentare sende eine Mail an den Autoren!

Navigation

Vorheriger Titel Nächster Titel


Beschwerde an die Redaktion

Autor: Änderungen kannst Du im Mitgliedsbereich vornehmen!

Mehr aus der Kategorie"Psychological" (Kurzgeschichten)

Weitere Beiträge von Eduardo Antonio Estrella

Hat Dir dieser Beitrag gefallen?
Dann schau Dir doch mal diese Vorschläge an:

Pushing It - William Vaudrain (General)