Sergio Lubel

Un latido lejano

Hola,

Son las siete y media de la mañana de un pesado día de verano, y en un rato tengo que salir para el trabajo.

Confundido entre la gente parezco uno más acá, sin embargo estas calles jamás serán mis calles, los idiomas, los olores, nada tienen que ver conmigo…nos une solo un lejano parentesco al que no se puede renunciar, porque viene de hace miles de años. 

Mi cuerpo camina bajo este cielo de Hemisferio Norte, pero mi alma aun patea latas de Coca Cola por Corrientes….La cruz del Sur está del “Otro lado” y mientras yo desperezo este viejo cuerpo de más de medio siglo, El Mediterráneo intenta seducirme con su canción y su perfume pero mi nariz aun apunta hacia los lagos de Palermo y el olor de los pinos.

Abandono por algunas horas tu silueta transparente sobre una cama demasiado grande para uno y demasiado chica para tu recuerdo…
En los parlantes, Piazzolla me recuerda con su “Adiós Nonino” y la ilusión de pensar que debes estar durmiendo con el ritmo de mi memoria a tu lado, que te mira sin verte y te acaricia sin tocarte, que te sabe mujer y en toda la extensión de tu cuerpo, deposita un beso invisible de “Buenos Días”…

Que la distancia no te engañe con su manto, que el tiempo no te haga creer que la memoria tiene tiempo limitado….Ni lejos ni hace mucho, aquel beso que nunca llegó a tener forma visible se va de mis labios a los tuyos para que no hablemos, y sólo el silencio sea testigo y cómplice de un amor que – Aun sin haber nacido – Es por naturaleza eterno…    

Si una brisa con olor a otras tierras se cuela por tus oídos y te hace vibrar en una música de dos cuerpos, si te sentís húmeda y tu corazón late más rápido sin motivo aparente…Si tu pecho se agita y tu vientre se estrecha en una contracción no te preocupes, hacer el amor a veces se hace pensarte y el pensamiento se escapa en un susurro: Dianita….

Tu Sergio.

 

Alle Rechte an diesem Beitrag liegen beim Autoren. Der Beitrag wurde auf e-Stories.org vom Autor eingeschickt Sergio Lubel.
Veröffentlicht auf e-Stories.org am 03.11.2014.

 

Leserkommentare (0)


Deine Meinung:

Deine Meinung ist uns und den Autoren wichtig! Diese sollte jedoch sachlich sein und nicht die Autoren persönlich beleidigen. Wir behalten uns das Recht vor diese Einträge zu löschen! Dein Kommentar erscheint öffentlich auf der Homepage - Für private Kommentare sende eine Mail an den Autoren!

Navigation

Vorheriger Titel Nächster Titel


Beschwerde an die Redaktion

Autor: Änderungen kannst Du im Mitgliedsbereich vornehmen!

Mehr aus der Kategorie"Thoughts" (Kurzgeschichten)

Weitere Beiträge von Sergio Lubel

Hat Dir dieser Beitrag gefallen?
Dann schau Dir doch mal diese Vorschläge an:

Evangelio segun Satan Capitulo I - Sergio Lubel (Fantasy)
A Long, Dry Season - William Vaudrain (Life)