Oscar H. Oural

¿ Dónde me siento ?

 
 
 
 

 
Es cierto que las convenciones son sólo eso, y como humanas que son, no cargan con la verdad absoluta, que por otro lado no la hay. No existe en esto solicitud alguna de definición, noción inestable aún en este mundo de representaciones que apunta ardorosamente a la identidad ( para no enloquecer ), pero que además es útil no sólo para saber quienes somos cada uno de nosotros ( importante ), sino también con quién hablamos.
Pues bien, insuficientemente prologado, paso al asunto.
Es más o menos conocido el hecho que los términos izquierda y derecha , en política, se acuñaron luego de la Revolución Francesa, en la Asamblea Constituyente, e identificaban de ese modo, según donde se sentaban, al proletariado ( o sea los pobres y débiles ) de aquellos que no lo eran (o sea los ricos, nobles y poderosos), en términos más directos, oprimidos y opresores.
Hoy , con matices, se mantiene la cuestión, aunque es bueno decir que hay grises cuyo análisis dejo para otra oportunidad.
Entonces existe una izquierda que mantiene sus principios fundamentales y una derecha que también lo hace.
Esta mañana, leyendo a Zizek, caigo en la cuenta de un dato curioso. La izquierda está orgullosa de serlo y no tiene empacho en admitirlo. Ahora la pregunta, ¿ cuantos sujetos de derecha conocen que expresen públicamente su identidad con orgullo?, ¿ no funcionará por ahí algo parecido a la vergüenza?, ¿vergüenza de su egoísmo, de su falta de solidaridad, de su desconocimiento del otro?.
 Al preguntársele a estos sujetos su filiación política, muchos dicen ser de centro, ocupando el pasillo con nauseosa mirada a la izquierda y cariño a la derecha.
Amigos, si no lo hicieron todavía, es un momento oportuno para elegir donde se sienta cada uno.

 

Alle Rechte an diesem Beitrag liegen beim Autoren. Der Beitrag wurde auf e-Stories.org vom Autor eingeschickt Oscar H. Oural.
Veröffentlicht auf e-Stories.org am 20.03.2014.

 

Leserkommentare (0)


Deine Meinung:

Deine Meinung ist uns und den Autoren wichtig! Diese sollte jedoch sachlich sein und nicht die Autoren persönlich beleidigen. Wir behalten uns das Recht vor diese Einträge zu löschen! Dein Kommentar erscheint öffentlich auf der Homepage - Für private Kommentare sende eine Mail an den Autoren!

Navigation

Vorheriger Titel Nächster Titel


Beschwerde an die Redaktion

Autor: Änderungen kannst Du im Mitgliedsbereich vornehmen!

Mehr aus der Kategorie"Politics & Society" (Kurzgeschichten)

Weitere Beiträge von Oscar H. Oural

Hat Dir dieser Beitrag gefallen?
Dann schau Dir doch mal diese Vorschläge an:

Los intrusos - Oscar H. Oural (Fairy Tales)
A Long, Dry Season - William Vaudrain (Life)