Fernando Otero

Mi Ultimo Sueño

Así estamos los dos. Acostados de frente al televisor. Los ojos entre abiertos y cerrados. Compartiendo el mismo dolor en los huesos que llegan con el reumatismo y los años. La diferencia entre los dos, es que a él nadie le ha dicho que el café negro cerrero es malo para la salud, que las comidas precocinadas dan cáncer, que hay que reducir el azúcar porque el exceso trae diabetes, que los fritos afectan el colesterol, que las rabias terminan en infarto. En palabras simples, nadie le ha ensañado la formula insensata e insensible de que hay que dejar de vivir y sentir para poder seguir viviendo y morir de viejo.

             El sigue su rutina. Indiferente a las limitaciones. Comiendo cuando tiene hambre. Durmiendo cuando tiene sueño. Ignorante de que lo que no tiene que hacer. Realmente envidio esa simplicidad. Envidio el poder seguir siendo sin estar plenamente consciente de lo que dejé de ser o de lo que no puedo hacer.

            Anoche salió con mi hijo. Su paseo nocturnal de siempre. Y como todos los días el preludio de la salida fue recibido con una alegría de sonrisas y saltos. Esta fue la ocasión cuando su corazón no pudo procesar toda esa energía que la simplicidad de una alegría repentina generó. Y pasó de la alegría a la inmovilidad total, se transportó de nuestro jardín al frente de la casa, a la frontera entre la vida y la muerte. La respiración agitada, el grito de mi hijo, el tic tac del reloj, la luna llena en el horizonte, la respiración que poco a poco se normaliza, los ojos que vuelven a vivir poco a poco, todo era el escenario de un mundo que se congeló para mí en esos segundos que se volvieron minutos. Minutos que me dejaron una lección de vida. Ya sé cuál es el sueño que me queda por vivir. Quiero convertirme en perro para poder morir de felicidad. 

 

Alle Rechte an diesem Beitrag liegen beim Autoren. Der Beitrag wurde auf e-Stories.org vom Autor eingeschickt Fernando Otero.
Veröffentlicht auf e-Stories.org am 19.12.2013.

 

Leserkommentare (0)


Deine Meinung:

Deine Meinung ist uns und den Autoren wichtig! Diese sollte jedoch sachlich sein und nicht die Autoren persönlich beleidigen. Wir behalten uns das Recht vor diese Einträge zu löschen! Dein Kommentar erscheint öffentlich auf der Homepage - Für private Kommentare sende eine Mail an den Autoren!

Navigation

Vorheriger Titel Nächster Titel


Beschwerde an die Redaktion

Autor: Änderungen kannst Du im Mitgliedsbereich vornehmen!

Mehr aus der Kategorie"General" (Kurzgeschichten)

Weitere Beiträge von Fernando Otero

Hat Dir dieser Beitrag gefallen?
Dann schau Dir doch mal diese Vorschläge an:

El Encuentro - Fernando Otero (Fantasy)
Pushing It - William Vaudrain (General)
El Tercer Secreto - Mercedes Torija Maíllo (Science-Fiction)